Muere por COVID-19 una joven embarazada en Granada

Una joven embarazada de Granada ha muerto a causa de la COVID-19, según ha informado Ideal. “Desconozco el caso, pero sea como sea, es un drama enorme”, lamenta Jorge Fernández Parra, presidente del Colegio Médico y ginecólogo en el Hospital Materno Infantil de la capital al enterarse del fallecimiento de esta chica, que no superaba los 30 años.

Fuentes del hospital que atendió a la joven han confirmado en el El Español que sí pudieron salvar la vida de la bebé que esperaba, que nació a los siete meses: “La paciente entró en parada cardiorrespiratoria y los compañeros trataron por todos los medios de sacarla de la parada, pero no pudieron salvarla y tuvieron que someterla a una cesárea de urgencia para evitar el fallecimiento de la neonata”. Asimismo, revelaron que la paciente presentaba patologías previas y que llevaba un tiempo ingresada en la Unidad de Cuidados intensivos (UCI).

Fernández confiesa que durante la segunda ola ha observado asegura en el rotativo que en esta segunda ola han visto “una mayor incidencia de pacientes COVID en mujeres embarazadas”. Sin embargo, durante la primera etapa de la pandemia, aunque había menos casos “fueron más graves”. “El porcentaje de ingresadas sí que ha crecido. La otra vez hubo un puñado de casos en toda la primera ola. Ahora tenemos una o dos mujeres embarazadas a diario. No debemos bajar la guardia”, añade.

El embarazo no es un factor de riesgo

Pese a estas afirmaciones, el decano de los médicos ha lanzado un mensaje tranquilizador, afirmando que el embarazo no es un factor de riesgo a la hora de contagiarse o desarrollar un diagnóstico más grave. No obstante, recomienda llevar el máximo cuidado: “Es muy infrecuente que la COVID-19 se complique en personas jóvenes, pero nadie está exento de complicaciones. Y, aunque el embarazo no sea un factor de riesgo para que evolucione más, sí que debería ser una razón para tomar la máxima precaución con sus contactos”.

Varios estudios respaldan la teoría de que el embarazo no aumenta el peligro para las embarazadas. Una investigación publicada el pasado mes de noviembre en la revista JAMA Network Open revelaba que las mujeres embarazadas que contraían el coronavirus y sus bebés tienen un bajo riesgo de padecer síntomas graves. Así lo detalló el estudio, llevado a cabo por investigadores del UT Southwestern, en Estados Unidos. De hecho, los reflejaban que el 95% de las mujeres embarazadas contagiadas analizadas no tuvieron resultados adversos y que sólo en el 3% de los casos el virus se transmitió al feto.

“Nuestros hallazgos muestran que aproximadamente el 5% de todas las mujeres que dan a luz con infección por la COVID-19 desarrollan una enfermedad grave o crítica. El porcentaje es una preocupación importante cuando una pandemia se abre paso en una población, si bien es más bajo que los informes anteriores realizados de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)”, explicaron los expertos. El estudio de los CDC al que hacen referencia estos científicos afirmaba que las mujeres gestantes tienen más probabilidades de ingresar en la UCI, necesitar ventilación mecánica y de perder la vida que las que no están embarazadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *