Serge Ibaka: “Los Clippers son el equipo perfecto para mí”

Ibaka ya es uno más dentro de la disciplina de los Ángeles Clippers, equipo al que ha llegado en el presente mercado con un contrato por dos temporadas (la segunda, con player option) y 19 millones de euros. Para muchos, uno de los grandes robos de la agencia libre. Totalmente integrado en la dinámica del equipo, que el domingo inició los entrenamientos, ha protagonizado su primera aparición ante los medios estadounidenses. En ella, se ha mostrado satisfecho con su situación actual, pero no ha escondido lo complicada que ha sido, a nivel personal, su salida de Toronto.

“Los Clippers son el equipo perfecto para mí en este momento, pero no ha sido una decisión fácil de tomar. Amo Toronto. Los tres últimos años y medio han sido fantásticos. Me sentí muy querido allí. Soy una persona a la que le cuesta moverse cuando se siente bien en un sitio. En este sentido, pude sentirme decepcionado”, ha manifestado un Ibaka que, a pesar de lo rocambolesco de su salida, no guarda ningún tipo de rencor a su antigua franquicia. Más bien, todo lo contrario: “Toronto, como organización, es increíble, y sus fans también”, ha zanjado.

Su llegada a Los Ángeles, sin embargo, no la esperaba: “Al inicio de la agencia libre, no pensaba que fuera a salir de Toronto. Nunca lo pensé. Yo dije en muchas ocasiones que quería seguir allí, y era totalmente cierto; pero en el último momento las cosas cambiaron”, ha confesado. A lo que ha añadido: “Mi agente me comentó que querían reunirse conmigo, pero ellos ya sabían que quería quedarme. Eso me hizo pensar que las cosas podían haber cambiado. Así fue. Por eso tomé la decisión de venir a este equipo”.

En el plano estrictamente deportivo, Ibaka se ha mostrado repleto de confianza: “Los dos últimos han sido los mejores años de baloncesto de mi carrera”. Las estadísticas así lo demuestran. Durante el curso pasado, con 15.4 puntos por partido, consiguió su cota anotadora más alta hasta el momento. Además de sus mejores registros en el rebote defensivo (6.1 por partido) y en el plano asistente (1.4). Todo ello, lo acompañó con su segundo mejor porcentaje de acierto en cuanto a tiros de campo (56,4 %). Ahora, pretende alargar su plenitud baloncestística en una franquicia con grandes aspiraciones de anillo.

Motivados y “cabreados”

Bajo las órdenes de Tyronn Lue, que ya ejerce como entrenador principal tras hacerlo como asistente de ‘Doc’ Rivers durante la temporada pasada, la franquicia angelina se ha puesto manos a la obra. Sin casos, por ahora, de Covid en el equipo, se encuentran en plena disposición para preparar una temporada en la que esperan estar a la altura de lo que vaticinan las apuestas. Quieren quitarse la espina del curso pasado. Una herida que aún duele: “Los muchachos están cabreados. Lo cual es bueno. Deberíamos estar cabreados después de nuestra eliminación del año pasado en los playoffs”, ha declarado el base del equipo, Patrick Beverly, tras las primeras tomas de contacto con sus compañeros.

Y es que Serge Ibaka ha aterrizado en un conjunto con potencial para lo mejor y lo peor. Formará quinteto con su excompañero de anillo en Toronto, y jugador franquicia, Kawhi Leonard. También con Paul George, Marcus Morris y el propio Beverly. Esperando en la rotación, tendrá a Luke Kennard, Zubac, el recién llegado Batum o el tres veces mejor sexto hombre de la competición Lou Williams. Casi Nada. La temporada pasada, sin embargo, con el cartel de máximos favoritos colgando del cuello, la franquicia no pudo pasar de las semifinales de conferencia, donde los Nuggets de Jokic y un efervescente Jamal Murray les remontaron una ventaja de 3-1. Ahora, en el aire, campean los privilegios de Kawhi, que podrían estar detrás de tal descalabro.

“Cuando tienes grandes jugadores y eres uno de los mejores equipos sobre el papel, a veces, tiendes a olvidar los detalles. Estoy seguro de que se ha aprendido de ello y de que este año se harán las cosas mejor”, ha declarado Ibaka al ser preguntado por lo ocurrido durante la pasada temporada. Para la presente, el jugador español alberga grandes esperanzas, tanto por su estado de forma como por sus primeras impresiones: «La dirección que busca (Tyronn Lue) encaja muy bien conmigo y con el equipo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *