AstraZeneca probará la combinación de su vacuna con la rusa Sputnik V

La biofarmacéutica británica AstraZeneca, involucrada en la carrera por la vacuna contra la COVID-19, ha decidido combinar su producto junto con la vacuna desarrollada por el Instituto de Investigación Gamaleya, Sputnik V, para valorar cómo afectaría la combinación de sus fármacos para aumentar la eficacia del antídoto contra el coronavirus.

“Investigadores de todo el mundo continúan buscando vacunas para proteger contra el SARS-CoV-2. Está claro que será necesario que haya más de una”, comienza el comunicado de la compañía británica.

Recientemente, el Gobierno del Reino Unido anunció que realizaría una investigación para valorar cómo afecta a los pacientes la inoculación de vacunas convencionales junto con las de ARN mensajero. En esta misma dirección se inserta la iniciativa impulsada por AstraZeneca y Gamaleya, que trabajarán unidas para conocer si la unión de sus productos ofrece valor añadido en la protección contra el coronavirus.

“La evaluación de diferentes tipos de vacunas en combinación podría ayudar a desbloquear sinergias en la protección, mejorar la accesibilidad y proporcionar un enfoque adicional para superar la pandemia que afecta a todo el mundo”, concluyen desde la compañía británica.

Combinación de vacunas

El comunicado de AstraZeneca reconoce que, a veces, las vacunas precisan de “más de una vacuna en forma de cebado inicial, seguido de un refuerzo”. Este propósito podría conseguirse mediante la administración repetida del mismo antídoto o, por otro lado, mediante la combinación de varias vacunas que pretendan dirigirse al mismo antígeno.

De esta manera, la combinación de vacunas desarrolladas por diferentes empresas podría ser útil para aumentar la protección aportada por una sola. Esto explica la intención de ambas compañías, cuyos contactos se vienen produciendo desde hace meses, para tratar de ampliar la inmunización en un periodo donde todavía se sigue tratando de hacer frente a una cantidad desmedida de contagios en todo el mundo.

Rusia y Reino Unido ya están vacunando

La vacuna del Instituto de Investigación Gamaleya, Sputnik V, ya se está administrando en los puntos de vacunación rusos. Las dos dosis del fármaco están destinadas para inmunizar a personas de riesgo entre 18 y 60 años. En los ensayos, de las 20.000 personas que fueron vacunadas, solo enfermaron 273, un 1,5%. Rusia ha notificado desde el comienzo de la pandemia se han infectado 2,55 millones de personas y 44.769 pacientes han fallecido por coronavirus.

Por su parte, Reino Unido también comenzó esta semana la campaña de vacunación contra la COVID-19, aunque la vacuna de AstraZeneca no es la que se está administrando, sino la desarrollada conjuntamente por Pfizer y BioNTech. Desde el inicio de la pandemia, Reino Unido ha notificado 1,79 millones de contagios y 63.082 personas han perdido la vida a causa del SARS-CoV-2.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *