Los palos y un error de Mendy dejan al Chelsea sin liderato

Hacía casi tres meses que el Chelsea no perdía un partido de la Premier League. Fue en septiembre, en la segunda jornada, frente al Liverpool. Desde entonces, y quitando una eliminación copera en los penaltis, el Chelsea no había vuelto a caer en ningún partido de esta temporada. No era una sorpresa que tuviera la oportunidad de dormir líder a la espera de que mañana jueguen Tottenham y Liverpool. Pero los de Frank Lampard, en su visita a Goodison Park, volvieron a perder. Lo hicieron por 1-0 y estrellando dos veces al palo.

El Everton de Ancelotti reaccionó tras haberse suscrito a la irregularidad. Después de un inicio impecable de liga le vinieron ocho jornadas donde sólo ganó un partido. Pero Calvert-Lewin sigue siendo uno de los futbolistas más decisivos de la temporada y lo volvió a demostrar. Lo demostró provocando el penalti decisivo, que después convirtió Sigurdsson, y lo demostró provocando una segunda pena máxima, aunque ésta fue anulada por fuera de juego.

El delantero inglés no marcó pero volvió a ser un terror para la defensa ‘blue’ acompañado de Richarlison, que cada vez que tuvo una oportunidad se encontró con Mendy. En los visitantes, Giroud le ganó la partida de la titularidad a Abraham, aunque ambos acabaron intentando buscar el empate, y Mason Mount estrelló dos balones en los palos de Pickford. Havertz, intrascendente una vez más, fue sustituido en la segunda mitad, mientras que James se perdió el partido por una lesión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *