Marcos Llorente vuelve al campo donde se curtió con Zidane

Zidane vivirá hoy su duodécimo derbi oficial como entrenador (lleva tres victorias, seis empates y dos derrotas en los once anteriores) en el escenario donde se curtió con el Castilla. Con el filial disputó dos miniderbis y debutó precisamente en uno de ellos. No fue en el Di Stéfano, sino en el Cerro del Espino donde tomó la alternativa como técnico. Allí perdió 2-1 (Raúl de Tomás adelantó a los blancos y Aquino y Keita remontaron) y luego se resarció en la segunda vuelta en Valdebebas endosando un 4-2 (goles de Álvaro Jiménez –2–, De Tomás, Benavente; Monsalve y Carlos Ramos) a un filial rojiblanco que acabó descendiendo a Tercera al final de aquella temporada.

De aquellos miniderbis de Zidane sólo juega esta noche un superviviente… con la otra camiseta. Marcos Llorente fue titular en el Castilla ambos partidos y ahora defiende la rojiblanca. Llorente disputó 62 partidos en el Castilla, de los cuales 29 fueron en el Di Stéfano. Y aunque ahora destaque como goleador, en el filial madridista no se prodigaba tanto frente a la portería rival. En sus dos temporadas marcó tres goles, uno de ellos, al Talavera, en el Di Stéfano.

Simeone lo ha redescubierto como atacante. Llorente no se ha estrenado como goleador con el Atlético hasta febrero, pero después se ha desatado. De los diez goles que lleva como rojiblanco (todos en 2020), ocho los ha marcado después del confinamiento. «Es un jugador de alto nivel que está demostrando otra faceta. Se sabía que tenía mucha calidad. Me alegro por él», dijo ayer Zizou sobre Llorente. Su antiguo pupilo es hoy una amenaza más a vigilar para el Madrid en los campos donde creció durante ocho años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *