¿Puede la empresa o el trabajador modificar las fechas de vacaciones de Navidad?

Las Navidades están cada vez más cerca y, con ellas, muchos se preparan para unos días de vacaciones en sus trabajos por estas fechas tan señaladas. Y es que, como indica la ley, todo trabajador tiene derecho a, al menos, 30 días naturales de descanso al año a modo de raciones. Pero, ¿podemos cambiar esas fechas una vez pactadas? ¿Y la empresa podría hacerlo? Lo cierto es que existen algunas condiciones que te explicamos aquí abajo.

Lo primero de todo, es fundamental saber que, según se establece en el artículo 38.1 de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, es que este período de vacaciones anuales retribuidas “será pactado en convenio colectivo o contrato individual” y en ningún caso “será inferior a los 30 días naturales”. Estas vacaciones, en las fechas seleccionadas, se fijarán en cada una de las empresas y el trabajador deberá conocerlo con dos meses de antelación a su comienzo. Además, salvo que el Convenio Colectivo diga lo contrario, estas vacaciones deberán disfrutarle en el mismo año en las que se han generado.

Según un artículo, Luis San José Gras, socio-abogado del área Derecho del Trabajo de AGM Abogados, indica que una vez conocidas las vacaciones, siempre con dos meses de antelación, y “pasados más de 20 días hábiles desde que se le notificó el calendario de vacaciones, el trabajador ya no tiene derecho a modificar las fechas de disfrute”. Sin embargo, si existen algunas excepciones a esta regla y que no suponga un perjuicio para ambas partes:

– Si la modificación es por parte de la empresa: deberá ser por causas demostrables y excepcionalmente graves.

– Si la modificación es por parte del trabajador: se podrá modificar las fechas vacacionales siempre que sean circunstancias imprevistas y será aceptado por la empresa si no suponen ningún perjuicio a la misma.

En caso de no llegar a un acuerdo entre ambas partes, la ley entrará para solucionar el desacuerdo. Según indica el artículo 38.2 de la Ley del Estatuto de Trabajadores, “la jurisdicción social fijará la fecha que para el disfrute corresponda y su decisión será irrecurrible. El procedimiento será sumario y preferente”.

En caso de incapacidad temporal

Si el período de vacaciones coincide con una incapacidad temporal dado un embarazo, parto o lactancia natural o con el periodo de suspensión del contrato de trabajo previsto en el artículo 48 del Estatuto de los Trabajadores, «se tendrá derecho a disfrutar las vacaciones en fecha distinta a la de la incapacidad temporal o a la del disfrute del permiso que por aplicación de dicho precepto le correspondiera, al finalizar el periodo de suspensión, aunque haya terminado el año natural a que correspondan”.

En caso de que la incapacidad temporal sea por cualquier otra razón no señalada y que no permite al trabajador disfrutar de sus vacaciones, “podrá hacerlo una vez finalice su incapacidad y siempre que no hayan transcurrido más de dieciocho meses a partir del final del año en que se hayan originado”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *