Un vecino de Pontevedra denuncia la pérdida de 400 euros en Lotería de Navidad

Miles de personas compran cada año uno o varios décimos de la Lotería de Navidad con la ilusión de recibir alguno de los premios que se reparten. Sin embargo, a veces ocurren situaciones que convierten la esperanza en enfado y decepción. Este es el caso de José Antonio García López, un policía jubilado de Pontevedra que ha denunciado la pérdida de 16 décimos comprados en una administración de A Fonsagrada (Lugo) y entregados, por error de la empresa de mensajería, a un vecino que asegura haberlos tirado a la basura.

Según ha explicado él mismo a Diario de Pontevedra, lleva 40 años comprando los décimos de lotería en A Fonsagrada, localidad natal de su esposa. “Antes la cogía en un bar, pero cerró y ahora me la envía una conocida”. Así, como es habitual, este año envió 400 euros a su contacto para comprar los décimos que después repartiría en participaciones con su familia. “El 23 de noviembre me mandó 16 décimos y el dinero que sobró quedó para la de Reyes”, relata.

José Antonio esperaba impacientes sus décimos con los números 27495 y el 36744, pero estos no llegaban. Al cabo de unos días, volvió a llamar a su conocida, quien le dijo que hacía más de diez días que los había mandado a una empresa de mensajería. Entonces, rastreó el número del envío y comprobó que el mensajero los había entregado en la puerta incorrecta, pues José Antonio vive en 34 y el repartidor los entregó en el número 24. Un acto que no parece accidental, según sospecha el afectado: “Él dice que los números estaban borrosos, pero curiosamente en ese sitio viven unos conocidos suyos. Además, en el sobre venía mi nombre y mi teléfono, y ni me llamó ni comprobó que el receptor se llamase como debía”.

El vecino niega tener los décimos

Al saber dónde habían ido a parar el sobre, la víctima fue a casa de su vecino para recuperarlo, pero este le aseguró que lo había tirado a la basura cuando se dio cuenta de que no era para él, una afirmación que tampoco convence al antiguo policía.

Consciente de que no iba a recuperar los décimos, fue a Policía a denunciar la situación, pero la empresa de mensajería contra la que presentó la demanda se defiende alegando que no es su responsabilidad, puesto que su única función era llevar los décimos a Lugo. Una vez ahí, el sobre quedaba en manos de una tercera empresa, que sería la principal responsable. La última palabra para determinar al culpable de este hecho será la Justicia. “Me tienen que devolver la lotería o el dinero, está claro”, sostiene. En caso de no recuperar los décimos, espera que los bloqueen para que queden invalidados. “Solo faltaría que tocasen y no se anularan”, sentencia. De momento, ha comprado otros 16 décimos para la Lotería de Navidad, aunque en esta ocasión lo ha hecho de forma presencial para asegurar que están en sus manos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *