Doncic, en marcha: victoria ante los Bucks de Antetokounmpo

Segunda noche de pretemporada NBA, a solo diez días del inicio de la Regular Season 2020-21, y muy buenas sensaciones para Dallas Mavericks, que ganaron a Milwaukee Bucks (102-112) en un duelo más divertido que la media de lo que hemos visto por ahora en este arranque de curso está siendo (lógicamente) sufrido para muchos equipos.

Luka Doncic ganó a Giannis Antetokounmpo. El esloveno acabó con 13 puntos, 4 asistencias y un 5/13 en tiros en solo 16 minutos y Giannis fue, cómo no, el mejor de los Bucks: 25 puntos y 10 rebotes en 25 minutos. Pero evidentemente el partido no consistía en ver a dos jugadores que van a estar, si no sucede nada extraño, en las cuentas por el MVP (el griego lo ha ganado las dos últimas temporadas). Su aportación se da por segura. Doncic, en todo caso, arrancó obviamente oxidado y jugó, como todo su equipo, unos minutos muy pobres hasta que Rick Carlisle cambió a todo el quinteto de golpe, todavía en el primer cuarto. Después los titulares volvieron en el segundo parcial y ahí (25 puntos en 8 minutos) sí se vio a una versión más normal de Doncic. Después, el segundo tiempo fue para una rotación larguísima: estamos en pretemporada.

Sin tiempo para sacar muchas conclusiones, los aficionados de los Mavericks pueden mirar con optimismo el roster de su equipo. Todavía sin Kristaps Porzingis, que no volverá como mínimo hasta finales de enero, el nuevo quinteto tiene más potencial defensivo con la llegada de Josh Richardson (que dio la sensación de encajar de maravilla con Doncic en el backcourt) y el regreso tras su grave lesión (tendón de Aquiles el pasado enero) de Dwight Powell. Richardson y Finney-Smith hicieron un buen trabajo en defensa contra Middleton y Jrue Holiday, que debutó con los Bucks (4 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias). Pero además, los Mavericks enseñaron que serán un equipo profundo. Por fuera regresó tras su lesión Jalen Brunson y mantuvo su gran nivel de la burbuja Trey Burke. Una buena pareja a la que se unió el rookie de primera ronda Josh Green, un jugador con buen nivel defensivo y capacidad para anotar, y otro novato, este con contrato two way: Nate Hilton, que dejó muy buenas sensaciones. Por dentro brillaron los habituales Kleber y Marjanovic, y los Mavs cuentan además con la fuerta de James Johnson y un Willie Cauley-Stein que seguirá creciendo bajo la batuta de Rick Carlisle. Buen sabor de boca para los texanos.

Así terminaron otros partidos de la noche del sábado en la NBA:

CHARLOTTE HORNETS 100-TORONTO RAPTORS 111

Los Raptors lo retomaron donde lo dejaron: cultura de grupo, esfuerzo y una identidad clara como equipo, esta vez sin Kyle Lowry (ausente por razones personales) y sin la pareja de pívots que se ha ido a L.A. (Serge Ibaka y Marc Gasol). Después de un inicio horrible (25-6 para los Hornets) los Raptors remontaron con Fred VanVleet y Norm Powell como pareja de backcourt (sin Lowry) y Aaron Baynes como nuevo ancla en las zonas. Dejaron buenas sensaciones en la segunda unidad el ex ACB Matt Thomas (16 puntos, 4/7 en triples), Malachi Flynn y Terence Davis, que jugó mientras los Raptors siguen sin tomar una postura oficial tras su caso de violencia doméstica. En los Hornets, cero puntos pero algunos highlights prometedores de LaMelo Ball, que falló todos sus tiros (0/5) pero demostró su físico (para ser un base) para rebotear (10) y su visión de juego (4 asistencias en 16 minutos), sobre todo en transición. Los Hornets partirán con Devonte’ Graham y Terry Rozier por fuera y Gordon Hayward (11 puntos y 4 rebotes en 20 minutos), PJ Washington y Cody Zeller en el frontcourt, con la variante de jugar más pequeño con Washington de pívot y Miles Bridges en el Este. Veremos si suficiente para competir por uso playoffs del Este en los que no deberían faltar los Raptors.

CLEVELAND CAVALIERS 107-INDIANA PACERS 104

Después de un inicio desastroso (35 pérdidas totales en la primera parte), pura pretemporada, Pacers y Cavs jugaron un último cuarto (mayoritariamente sin titulares) igualado y en el que fueron a por la victoria. En esos minutos brilló el rookie Isaac Okoro, número 5 del último draft. El ex de Auburn anotó en ese tramo final 16 de sus 18 puntos, incluido el 2+1 que dio el triunfo a los Cavs en los últimos segundos. En esa última jugadas demostró su intensidad defensiva forzando el fallo de McConnell y corrió en transición para anotar tras asistencia de Dotson. Buen debut para el novato, una de las grandes esperanzas de unos Cavs que contaron con un Darius Garland más reposado que en su primera temporada y una buena versión de Cedi Osman (23 puntos y 5 rebotes en 22 minutos). Kevin Love y Andre Drummond jugaron poco y Collin Sexton, nada. En los Pacers, lo de siempre: después de un mal inicio, buenos minutos de Malcolm Brogdon en ataque y Myles Turner en defensa y un gran rendimiento general de Domantas Sabonis (16+13 en 26 minutos). Victor Oladipo, que jugó tras su pésimo nivel en la burbuja, falló sus tiros (0/4 en triples) y anotó solo 6 puntos pero estuvo más entonado en ataque y como pasador. Veremos.

SAN ANTONIO SPURS 108-OKC THUNDER 121

Los Spurs no defendieron nada y vieron como (algo que ya intentó Popovich la temporada pasada) LaMarcus Aldridge lanzó demasiados triples (3/10). Así que los texanos apretaron un partido que perdían claramente pero acabaron cayeron ante los Thunder. Pueden quedarse con las buenas sensaciones de Devin Vassell, el número 11 del pasado draft: 12 puntos, 6 rebotes y 3 robos. Aunque fueron los novatos de los Thunder los que acapararon las miradas: el francés Theo Maledon, que cayó hasta el pick 34, fue el mejor del partido: 20 puntos, 5 rebotes, 7/14 en tiros. Y Aleksej Pokusevski, el serbio de 18 años elegido en el puesto 17, demostró que le queda mucho camino por delante pero que tiene mucho talento: 14 puntos y 8 rebotes.

UTAH JAZZ 119-PHOENIX SUNS 105

No pudimos ver a Chris Paul (ni a Jae Crowder) con la camiseta de unos Suns que no pudieron con los Jazz, impulsados (sin Mike Conley ni Royce O’Neal) por los Mitchell (12 puntos), Gobert y Bogdanovic (11 en su regreso, fue baja en la burbuja). Un equipo que debería estar en playoffs del Oeste contra uno que quiere estar y que disfrutó en el primer cuarto (12 de sus 16 puntos) de la magia de Devin Booker, que jugó poco después y al que hay ganas de ver formando backcourt con Chris Paul. DeAndre Ayton, un jugador del que se espera un gran salto adelante, tuvo problemas con la defensa de Gobert pero acabó con 11 puntos y 14 rebotes en 22 minutos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *