Dos históricos buscan un triunfo que corte la mala racha

EI Molinón acoge hoy uno de esos partidos que el aficionado vive con cierta nostalgia. Se enfrentan dos históricos, que se han visto las caras la mayoría de las veces en la élite del fútbol español a la que pretenden volver. No obstante, Sporting y Real Zaragoza se miden por primera vez esta temporada, iniciada de forma muy distinta para ambos pero que coinciden hoy en una mala racha que pretenden cortar con un triunfo que alivie su situación, sobre todo en el caso de los visitantes (sigue el partido en directo en As.com).

El Sporting ha visto frenado un espectacular comienzo de temporada con siete jornadas en las que solo ha logrado una victoria y solo ha sumado seis puntos. David Gallego no se muestra preocupado con el rendimiento de un equipo que empieza a acusar el desgaste físico en alguno de sus futbolistas importantes y más utilizados. El triunfo estuvo cerca en alguno de esos partidos y los rojiblancos ofrecieron su mejor cara en Mallorca ante el ahora intratable líder.

Gallego decidirá la convocatoria hasta última hora, como sucede siempre que el Sporting juega en casa. Por eso es una incógnita el estado físico de algún futbolista como Pedro Díaz, aunque se presume su vuelta después de dos jornadas sin su participación, lo que se dejó notar sobre el campo. De cualquier modo, no se esperan cambios en la alineación

El Real Zaragoza, hundido en la clasificación, acude a El Molinón dispuesto a dar la sorpresa, después de que en Almería se le escapara en el descuento un empate para el que hizo méritos. Pero el fútbol profesional es, sobre todo, eficacia y, pese a que el equipo aragonés ha mejorado su propuesta y su juego con Iván Martínez en los dos últimos encuentros, los números del técnico son los que son: sólo tres puntos de 21 o, lo que es lo mismo, una victoria y seis derrotas. Baraja se fue a la calle con 10 puntos de 30.

El nuevo director deportivo es el que va a decidir ahora la continuidad de Iván Martínez, que ayer no soltó prenda sobre su reunión del viernes con Miguel Torrecilla. «Fue una conversación privada entre él y yo, y va a quedar ahí. No hay nada especial que tengamos que hacer público. Soy un hombre de club y tendré que aceptar lo que el club decida sobre mí», dijo el técnico. Probablemente, el de esta noche en Gijón sea su último partido al frente del Zaragoza, pero un triunfo o un empate frente al Sporting podrían mantenerlo una semana más en el banquillo.

El central Atienza, restablecido de su rotura fibrilar en un aductor, es la gran novedad en la convocatoria del Real Zaragoza y será titular en detrimento del canterano Francés. El otro cambio en el once aragonés será la entrada del brasileño Raí por el italiano Zanimacchia, otro de los fichajes fallidos del anterior director deportivo Lalo Arantegui.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *