El problema generado por los propios autoanticuerpos de la COVID

Un estudio publicado este sábado en el portal medRxiv ha afirmado que ciertos autoanticuerpos generados durante una infección por coronavirus y destinados a atacar al interferón de tipo I «perturban la respuesta inmunitaria y alteran el control virológico» de nuestro cuerpo.

Una de las participantes en la investigación ha sido la profesora Akiko Iwasaki, que a través de su cuenta de Twitter señaló que «las personas que los tienen son incapaces de controlar la carga viral comparados con las que no los tienen. Hay muchas preguntas sin responder. ¿Cuánto duran estos autoanticuerpos, qué daño producen, como son inducidos, se dan en la COVID larga?».

Pruebas en ratones

A través de un método llamado Evaluación Rápida Extracelular del Antígeno, los expertos han hallado que gran parte de los contagiados por coronavirus tenían autoanticuerpos para diferentes antígenos. Además, aquellos que habían sufrido la enfermedad con una sintomatología más grave tenían más que el resto.

Para validar la hipótesis, los científicos han inducido este tipo de autoanticuerpos en ratones, lo que les llevó a determinar que eran más susceptibles a la enfermedad y muerte causada por el patógeno.

Secuelas duraderas

Con este descubrimiento, se podría dar una explicación sobre las secuelas persistentes en algunos pacientes ya recuperados del contagio. La hipótesis todavía tiene que ser contrastada, pero el análisis puede explicar que los autoanticuerpos sigan generando problemas en el organismo incluso cuando no quede ningún rastro de la enfermedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *