El Valencia y el ‘Factor Soler’

Cuando en verano los Parejo, Kondogbia, Rodrigo y compañía abandonaron el Valencia Club de Fútbol, quedaron dos circunstancias más que claras en el seno de la plantilla che: La primera que la temporada sería complicada y la segunda que el vestuario requeriría de nuevos líderes. Pasado el primer cuarto de la competición ambas cosas se han demostrado verídicas, por una parte con 13 puntos en doce jornadas los che miran más hacia abajo que hacia arriba y por otra parte futbolistas como Soler o Gayà han asumido las riendas del equipo.

En el caso de Carlos Soler su influencia está siendo un factor determinante. No solo en el vestuario donde desde este año ya es uno de los capitanes, sino también en el terreno de juego. Tras un arranque en el que no pudo participar por problemas musculares, a su regreso ha sido trascendental en todos los partidos del Valencia, prueba de ello es que de los 12 tantos que ha marcado el equipo él ha participado diréctamente en 9.

Cinco goles, tres asistencias y un pase rompelíneas clave ha sido su carta de presentación como referente en el plantel en este curso 2020/2021. Desde su primera asistencia en Villarreal, hasta el gol y el pase de gol ante el Athletic, pasando por el hat-trick de penalti ante el Madrid, la influencia que tuvo en los dos goles en Vitoria y el penalti marcado al Getafe, Carlos ha participado en el 75% de los tantos de su equipo desde que regresó de la lesión.

Unos números efectivos pero por desgracia insuficientes para que su equipo haya podido sumar poco más de un punto por jornada y sobre todo, que haya podido dominar la posesión en los partidos, de hecho en las últimas tres citas no han llegado al 40% de dominio del cuero en ninguna. La creación de juego está siendo uno de los problemas más complejos en el equipo tal y como relató Javi Gracia el sábado «estamos creando poco o nada», por lo que pese a los buenos números, a Soler no le queda otra que seguir creciendo y al resto del equipo hacer lo propio para solventar un problema que, con el Camp Nou en el horizonte, comienza a ser más que preocupante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *