Bale amenaza con quedarse

Bale todavía aspira a tener un final feliz en el Real Madrid. Según ha podido saber AS de fuentes cercanas al jugador, su contrato de cesión al Tottenham es sólo por una temporada. El futbolista ve desde la distancia los acontecimientos en el club blanco. Una hipotética salida de Zidane a final de la presente temporada (bien por elección propia del técnico, bien por decisión de Florentino Pérez) dejaría al galés vía libre en sus planes de intentar tener una última buena temporada en el equipo blanco. La continuidad de Zidane, por el contrario, dificultaría todo, pero no es descartable que aun así se quedara…

Mourinho está sacando todo el rendimiento que puede de Bale, pero aun así, el todavía jugador del Real Madrid sólo ha podido disputar 509 minutos repartidos en 9 partidos de los 22 que ha jugado el Tottenham esta temporada. Un gol en la Premier y otro en la Europa League no cumplen, ni de lejos, con las expectativas de un futbolista al que la entidad londinense está pagando 15 millones brutos de los 30 que cobra. Con el Real Madrid termina contrato en 2022, dentro de dos veranos.

Mucho tiene que cambiar la temporada de Bale en Inglaterra para que el Tottenham se decida a proponer al Real Madrid una nueva cesión, lo cual sería un alivio para la entidad blanca, que está en pleno proceso de reducción de gastos. Ya dio la carta de libertad a James (se fue gratis al Everton) para ahorrarse los 16 millones netos de su ficha. Y de momento no hay noticias de la renovación de Ramos (que cobra 15 netos, como Bale) ni Modric (nueve netos). En cambio, suenan campanas de probables llegadas galácticas como Mbappé, Camavinga o Haaland… Habría que hacerles hueco sí o sí en la masa salarial.

Las últimas cuentas del Madrid indican que, a pesar de las salidas del último verano, esa masa salarial sigue incrementándose o incluso que ha llegado a dispararse. En el ejercicio 2019-20, cuyas cuentas serán votadas el próximo 20 de diciembre, el Madrid reconoce una masa salarial total de la entidad de 411 millones de euros (301 para la primera plantilla) cuando en la campaña anterior, la 2018-19, era de 394 (283 para la primera plantilla). Más aún, en el presupuesto de la temporada 2020-21 (la actual), reconoce el Madrid que la masa salarial del club se habrá disparado a 448 millones (sin especificar todavía cuánto corresponde a la primera plantilla). En ese contexto la salida de hombres como Bale (las renovaciones de Ramos y Modric están en el aire hasta que no se materialicen) serán vitales. Pero el galés amenaza con quedarse hasta el final de su contrato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *