La hora de Lucas Díaz

Si algo no preocupa a Javi Rozada es la portería. El capitán del equipo, Iván Crespo, es un guardameta de total garantía en Segunda B y el otro portero, Lucas Díaz, es de su absoluta confianza. Tanto que el jueves (19:00) será el gallego el que defienda los palos del Racing en Mutilva en el estreno copero de los verdiblancos.

Rozada tuvo a Lucas hace dos temporadas en el Vetusta, el filial del Real Oviedo, y le alternó en la titularidad con el vasco Gorka Giralt. La relación entre ellos es tan buena que la primera llamada del técnico cuando surgió la posibilidad de entrenar al Racing fue precisamente a Lucas, para preguntarle sobre lo que se podría encontrar en el club si acaban cuajando las negociaciones. El portero gallego, aunque nacido en Ginebra hace 24 años, es un producto de la cantera del Compostela, con el que debutó en Segunda B con 17 años, pasó una temporada en el club carbayón y la pasada campaña firmó por el Rayo Cantabria, aunque las lesiones de Iván Crespo y de Luca Zidane le dieron la oportunidad de jugar en las jornadas 2ª y 3ª, ante el Almería y Las Palmas, en los que respondió con nota. También jugó, como premio, en la última jornada, contra el Rayo Vallecano, después de consumarse el descenso y de que Luca se tirara del barco sin esperar a llegar a puerto.

La pretemporada fue un casting en busca del portero titular entre Lucas e Iván Crespo y Rozada pareció haberse decantado por el gallego. De hecho, le puso bajo los palos en el último amistoso, contra el Amorebieta, en lo que era un ensayo general ante el inicio de la liga. Fue el partido más gris de Lucas desde que llegó a Santander y eso le costó la titularidad en liga. Ahora llega su oportunidad en Copa del Rey.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *