Shon Weissman tira la puerta abajo con sus goles

Dicho y hecho. Solo era cuestión de que se lo permitieran. Había pedido Segio González a Shon Weissman que tirara la puerta abajo como Marcos André, como diciendo que hasta ahora no había demostrado nada para ser titular. Tras estar tres partidos en el banquillo sin jugar un solo minuto y actuar un ratito ante el Atlético de Madrid, el israelí jugó desde el principio ante la situación física de Sergi Guardiola. Y derribó la puerta. Demostró lo que es y porqué el Real Valladolid ha pagado cuatro millones por él. Se le caen lo goles. En Austria hizo 30 en Liga y 7 en Copa. El viernes ante Osasuna hizo dos, en 85 minutos. Guardiola ha jugado 785 minutos, ha sido titular en 9 y lleva un gol. Yo creo que el que tiene que tirar ahora la puerta es Guardiola. Hay un ejemplo claro de las preferencias del entrenador entre Guardiola y Weissman. El día que el equipo blanquivioleta jugó ante el Eibar, Nacho hizo un penalti y fue expulsado. Con el equipo perdiendo 0-1, Sergio retiró en el minuto 24 a Weissman para dar entrada a Raúl García Carnero. Guardiola se quedó en el campo. Después falló un penalti y el Valladolid terminó perdiendo. Es verdad, Sergio es quien decide, pero sus preferencias por Guardiola son indiscutibles. No es una leyenda urbana que hasta ahora no haya dado ni bola a Weissman, es la verdad. Y tampoco lo es que Guardiola, haciendo mucho menos, ha mantenido su titularidad. No es leyenda urbana, es contar lo que está pasando.

Pero tampoco es bueno polemizar al respecto. El entrenador está en su derecho de alinear a quien quiera. Por supuesto que Sergio fue quien más se alegró de que llegaran esos goles ante Osasuna del fichaje más caro en la historia del club. Weissman jugó y anotó dos veces. Eso es lo importante. Como también lo será si Guardiola sale en Sevilla y hace otros dos. Estoy convencido de que este año hay mejor delantera que el año pasado. Con todos los respetos para Sandro y Unal, no los cambio por Marcos André y Weissman. Y que el equipo tenga más potencial arriba es lo verdaderamente importante. Si Weissman, por fin, ha convencido a Sergio derribando la puerta, fantástico. Insisto, no se trata de polemizar y sí de que todo el mundo sume y aporte y pensaba y pienso que este futbolista puede aportar mucho, siempre y cuando juegue. Sergio, Weissman y todos queremos que las cosas vayan bien. Eso es lo importante.

Como importantísima fue la victoria lograda ante Osasuna en un partido extraño que tuvo dos caras por parte del Valladolid. Tras marcar pronto se diluyó y quedó a merced de los navarros. Salió como un ciclón en la segunda y dio la vuelta al marcador. Y luego, la película de terror de cada partido en los últimos diez minutos. Solo faltó la Chica de la Curva. Fue una agonía ver como Osasuna colgaba balón tras balón al área de Masip. Se hizo eterno. No puede ser bueno para el corazón tanta agonía semana tras semana. Asignatura pendiente que Sergio y sus futbolistas deben aprobar para no convertir en milagro cada vez que el Valladolid gana un partido. Pero los pucelanos ganaron y salieron del descenso, que es lo importante, con los goles de Weissman, tirando puertas… pero se ganó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *