Al mercado sin dinero

El Valencia, con 14 puntos en su casillero tras sólo tres victorias en 13 jornadas y con Barcelona, Sevilla y Granada antes de acabar 2020, afronta la ventana de fichajes de enero con idéntica predisposición a la que tenía en verano. Anil Murthy ha dado la consigna a Miguel Ángel Corona y a la secretaría técnica de que peine el mercado, aunque a sabiendas de que Peter Lim sólo autorizará incorporaciones sin más desembolso que la ficha, es decir, cedidos a coste cero o futbolistas que lleguen libres.

La única diferencia entre hoy y el verano es la venta de Geoffrey Kondogbia, que amplía el Fair Play Financiero del que dispone el club y también liberó el porcentaje que absorbía el francés del coste de plantilla. Ahí radica ese ligero margen que concede Lim ahora para dotarle a Gracia de recursos. Pero la reducción de los salarios y la amortización de la plantilla es una obsesión de la propiedad del Valencia (se incluyó en el presupuesto un gasto de 125 millones y el objetivo económico es reducir en dos años tal cuantía hasta 80 millones) y no se hará ningún desembolso en fichajes.

«Nos esperan dos años difíciles y habrá ventas adicionales de jugadores», relató Murthy en la pasada junta de accionistas, añadiendo: «Ajustaremos el coste de la plantilla a la realidad económica mundial». Por ello, aunque desde el club se apunta a que sí se está moviendo la secretaría técnica para incorporar jugadores, Gracia está casi más preocupado en que no se produzcan nuevas salidas en enero (como informó AS, los Wolves tienen en su radar a Maxi Gómez y Kang-in Lee está abierto a escuchar ofertas, dado que no tiene intención de renovar) que obsesionado porque le lleguen unos refuerzos que ya le prometieron en verano y después no le trajeron.

Precisamente esa fue la razón, ver que el proyecto distaba del que le presentaron cuando fichó, por la que Gracia quiso marcharse en octubre; por ello ahora, conscientes de que no le ficharon a nadie y pese a la actual situación deportiva, desde el club se enfatiza que no se plantean su destitución, como apuntó ayer Radio Valencia Cadena SER.

Así, la secretaría técnica, por directriz de Murthy, peina el mercado con idénticas premisas que en verano: un central y un pivote defensivo. Y la criba, según Superdeporte, habría comenzado por actualizar los informes de jugadores que ya estuvieron en la mesa: Daniele Rugani, que no está teniendo en el Rennes (por lesión y decisión técnica) los minutos que la Juventus quisiera; Diego Leitte, que sólo ha jugado dos partidos en Oporto; e inclusive siguen atentos a Capoué.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *