Escaños reservados: representantes de pueblos originarios piden a la Cámara y el Senado “dimensionar el hecho histórico” que se juega hoy y aprobar el proyecto

Un día clave tendrá el proyecto de escaños reservados para pueblos originarios en la Convención Constitucional porque esta jornada la Cámara de Diputados y luego el Senado someterán a votación el acuerdo de la Comisión Mixta, entre llamados de representantes indígenas de todo el país a aprobar la reforma e incluir al pueblo afrodescendiente.

En la antesala de la votación, desde las organizaciones de pueblos originarios exhortaron a los parlamentarios a que voten a favor de los constituyentes indígenas en la redacción en la nueva Constitución, pese a las diferencias que tienen con el texto emanado de la Comisión Mixta.

Pese a que esperaban una fórmula con escaños supranumerarios, y una votación con simple autoidentificación, el vicepresidente de la Asociación de Alcaldes mapuches, Adolfo Millabur, señaló que los parlamentarios deben “dimensionar el hecho histórico” que se juega hoy.

Mientras, el dirigente mapuche Alihuen Antileo sostuvo que “lo que se vota hoy representa un avance significativo desde el punto de vista de los pueblos y organizaciones que han participado en este proceso. Podemos estar satisfechos del trabajo realizado, porque en líneas generales representa un avance histórico y político”.

En tanto, para Sonia Neyra, representante del pueblo colla, los escaños reservados significan para los pueblos originarios participación política plena porque “no necesitamos personas externas que hablen por nosotros”, en tanto Manuel Rauque dirigente huilliche de la Isla grande de Chiloé, enfatizó que “hemos logrado un camino muy difícil, tal vez no lo que en justicia nos correspondía, pero se ha iniciado un camino y no hay vuelta atrás. Estamos aquí y vamos a seguir adelante, peldaño por peldaño, y vamos a ocupar el lugar que nos corresponde”.

Tres quintos

La propuesta requiere para su aprobación del voto favorable de los tres quintos de los legisladores en ejercicio, y luego debe ser ratificada en el Senado.

El viernes pasado, la Comisión Mixta finalmente arribó a un acuerdo que contempla 17 escaños  dentro de los 155 convencionales constituyentes. En tanto, el escaño para los afrodescendientes será definido en votación separada en Sala.

Esto último ha ido criticado por representantes de estas etnias que ven esta disposición como una muestra de discriminación, racismo y xenofobia», dado que el 16 de abril del 2019 salió la ley 21.151, la cual le otorga reconocimiento legal al pueblo tribal afrodescendiente chileno y a su cultura, idioma, historia e instituciones.

La fórmula contempla 7 escaños para el pueblo Mapuche, 2 para el pueblo Aymara, 1 para el pueblo Rapa Nui, 1 para el pueblo Quechua, 1 para el pueblo Atacameño, 1 para el pueblo Diaguita. 1 para el pueblo Colla, 1 para el pueblo Kawashkar, 1 para el pueblo Yagán. 1 para el pueblo Chango, y 1 para la población tribal afrodescendiente. «Si el Congreso los excluye, esta nueva Constitución le va a deber explicaciones al país”, advirtió Milabur.

En esta negociación, la oposición terminó cediendo en casi todos los puntos, dado que su postura original era de 24 escaños supranumerarios y sin padrón especial. Sin embargo, la norma aprobada establece que será el Servicio Electoral quien “identificará a los electores indígenas en el padrón a que se refiere el artículo 33 de la ley 18.556” sobre la base de diversos registros indígenas, además de quienes se identifiquen como electores indígenas con una declaración jurada ante el Servicio Electoral”.

En la antesala de la votación, desde las organizaciones de pueblos originarios exhortaron a los parlamentarios a que se pronuncien a favor de los constituyentes indígenas en la redacción en la nueva Constitución y del escaño para los afrodescendientes. Si bien esperaban una fórmula con cupos supranumerarios, y una votación con simple autoidentificación, el dirigente mapuche Alihuen Antileo sostuvo que “lo que se vota hoy representa un avance histórico y político”. La propuesta requiere los tres quintos de los legisladores en ejercicio, y luego debe ser ratificada en el Senado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *