La vacuna española que se inhalará

En la actualidad, solo la vacuna de Pfizer-BioNTech ha sido autorizada para su suministro en seres humanos tras haber aportado buenos resultados en sus ensayos clínicos. Otras vacunas como las de Moderna, Johnson & Johnson y AstraZeneca se encuentran en las fases finales de sus estudios y muy pronto podrían ser aprobadas para su distribución y suministro.

Todas estas vacunas se administran mediante una inyección, algo muy diferente a lo que están preparando científicos españoles del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Un ensayo muy parecido al que aprobó un equipo de China en otoño cuando dio el visto bueno a las fases de prueba de una vacuna en aerosol nasal muy similar.

Ensayos clínicos en España

Tal y como informa el diario ‘The Telegraph’, el equipo español del CSIC se está preparando para iniciar los ensayos clínicos de esta vacuna de aerosol nasal, que podría detener la propagación de la COVID-19. Tiene previsto comenzar las pruebas con humanos en los primeros meses de 2021.

Según cuenta el medio inglés, “La teoría es que las vacunas inhalables activan la respuesta inmune local en la nariz, la boca y la garganta y, por lo tanto, frenan la infección, lo que hace menos probable que las personas transmitan el virus”. Por otro lado, las vacunas que se inyectan pueden prevenir la enfermedad en personas contagiadas por el coronavirus, pero aún no está claro si detienen su propagación. 

«No hay probabilidad de que el virus se replique»

El doctor Luis Enjuanes, virólogo del CSIC dijo a ‘The Telegraph’: ”¿Dónde necesitamos más protección? El virus se transmite en gran medida al respirar aerosoles. Esta vacuna inhallable crea una inmunidad esterilizante, lo que significa que no hay posibilidad de que el virus se replique”.

“El proceso único que está utilizando el equipo (del CSIC) hará que el producto sea el más poderoso. El aerosol de dosis única ofrecerá una protección del 100%, pero llevará tiempo llevarlo al mercado”, dijo.

Más controles 

“Debido a que nuestro sistema es completamente nuevo, las agencias reguladoras pedirán muchos más controles. Esa es la razón por la que llegaremos un poco más tarde, suponiendo que tengamos suerte y que no haya efectos secundarios negativos cuando comencemos a realizar pruebas en humanos”, concluyó el doctor Enjuanes para ‘The Telegraph’.

Otros expertos también creen que la opción de vacuna en aerosol es muy prometedora: ”Si inserta una aguja en un brazo y va directamente al tejido, activa un conjunto de células completamente diferente que si inhala una vacuna por la nariz», dijo Deborah Dunn-Walters, profesora de inmunología en la Universidad de Surrey y portavoz para la Sociedad Británica de Inmunología.

«Con un virus respiratorio tienes la nariz, la boca y los pulmones que tienen superficies mucosas y así es como entra el virus. Para evitar que el virus llegue a tus células, necesitas los anticuerpos en el punto en el que se encuentran con tus células para poder bloquearlo», señaló para ‘The Telegraph’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *