Lo que Alonso no esperaba cuando se subió al Renault

Renault opta por el «perfil bajo», no quieren magnificar la presencia de Fernando Alonso en el test de Abu Dhabi, y no admitieron comparecencias del piloto con los medios de comunicación en Yas Marina. El asturiano declaró sólo ante las cámaras de F1TV. Sin embargo, cuando abandonaba el circuito, sí charló con AS sobre sus impresiones después del test. El RS20 no le cogió por sorpresa, aunque «no esperaba» acabar el día «delante de Mercedes» teniendo en cuenta la superioridad mecánica mostrada por el coche campeón durante 2020. Con Vandoorne y De Vries, dos no habituales, la ventaja no desaparece. «Igual que con Red Bull», que estuvo muy atrás.

Por sensaciones, Alonso, de 39 años, «diría que la pista mejoró en comparación con el sábado», cuando se celebró la clasificación del gran premio, «pero viendo los tiempos de la mayoría de coches, parece que en realidad empeora». Eso da más valor al hecho de que el bicampeón español lograse la vuelta más rápida de Renault durante el fin de semana, por delante de la Q2 de Esteban Ocon y Daniel Ricciardo, los titulares. Más rápido que dos pilotos que llevan seis meses subidos, ininterrumpidamente, al coche.

En cuanto las sensaciones físicas, «muy buenas», sobre lo que han influido muy positivamente «los 2.000 kilómetros de test» en Sakhir y Yas Marina con el coche de 2018. Ya queda lejos aquello de «el coche me lleva a mí» que «sólo pasó en el ‘filming day» de Montmeló. Está claro que el Renault lo tiene Alonso bajo control. Lo fundamental ahora para el asturiano en este martes era confirmar que domina todos los procedimientos del coche de Enstone o «que el asiento y los pedales» se ajusten a la perfección a sus peticiones. De esa forma, cuando se suba al coche de 2021 en los test Barcelona la única preocupación que tendrá será buscar décimas de rendimiento.

Por otra parte, en las declaraciones que facilitó su equipo, dijo: «Fue bueno estar de vuelta en el coche y con el equipo. Llevé el coche de 2018 como preparación pero esto es más serio y enciende mi espíritu competitivo. Estuvo genial sentir los coches modernos y comprobar lo que pueden hacer. Pude seguir los progresos del equipo durante el fin de semana y también aplicar lo que aprendí desde fuera en el cockpit».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *