Los castigos de Koeman en los entrenamientos: flexiones y collejas

Ronald Koeman ha incluido una serie de ejercicios en los entrenamientos para hacerlos más divertidos, con el objetivo prioritario que el futbolista realice una actividad física sin la sensación de aburrimiento o pesadez que muchas veces trae consigo. Pero estas actividades lúdicas tienen un castigo asociado: el perdedor paga una penalización. En el caso de los rondos, por poner un ejemplo, los jugadores que están dentro del círculo y no consiguen impedir que el rondo complete los veinte toques han de pasar por el conocido ‘pasillo de las lamentaciones’, que consiste en recorrer lo más rápido posible una doble hilera de futbolistas, intentando de esta forma evitar las collejas. Evidentemente se trata de un castigo divertido, ya que nunca se sobrepasa el golpe cariñoso entre los compañeros, aunque alguna vez ha habido algún rebote por la contundencia del golpe.

Los técnicos han añadido otro castigo en el caso de ser el perdedor en la actividad lúdica. Se trata de las flexiones, un método más tradicional, si cabe, en los entrenamientos. El jugador que no completa con acierto el objetivo ha de realizar diez flexiones ante la mirada atenta del resto de compañeros.

En todo caso, se trata de castigos que tienen más un componente lúdico que de sanción real porque no hay en ningún momento una sensación de humillación ni ensañamiento.

Respecto al entrenamiento matinal de este martes, previo al partido contra la Real Sociedad, Koeman ha contado con un total de 23 jugadores, veinte del primer equipo y tres del filial, por lo que todo apunta que repetirá convocatoria por tercera vez consecutiva, aunque no será hasta el miércoles, después de la suave sesión de activación matinal, cuando el técnico dé la lista de convocados para el partido contra los donostiarra, actual líder de la competición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *