Yanis y el VAR: «No puede ser que nos perjudiquen así»

Yanis Rahmani es uno de los hombres de moda en La Rosaleda. El extremo no pudo estar en Almería por la cláusula del miedo y sufrió de lo lindo siguiendo el partido por televisión. Así lo confesó en Área Malaguista, de 101 TV: «Quiero jugarlo todo, sea el partido que sea, más contra el Almería, que es un gran rival, y en el estado de forma en el que estoy. Me hubiera gustado mucho estar ahí».

Pellicer y sus futbolistas acabaron muy molestos con la actuación del colegiado y la no anulación del segundo gol del Almería, en el que Sadiq, en claro fuera de juego, hizo intención de rematar antes de que el balón fuese cabeceado a la red por Maras. En el Málaga se acumulan las quejas con respecto al VAR. «No entiendo cómo un jugador de casi dos metros como Sadiq, que intenta rematar y que el balón le pasa muy cerca de la cabeza, si eso no tiene influencia en el juego o en la jugada, apaga y vámonos. Encima llegó cuando mejor estaba el equipo, estábamos apretando para llevarnos los tres puntos. No puede ser que otra semana salgamos perjudicados por otra jugada del VAR, otro fuera de juego. Este lo veo clarísimo. Sadiq hace todo por golpear el balón. El portero también está pendiente de él. Yo pensé que iba a ser él el que rematase. No podemos hacer nada, pero hay que decir algo. No puede ser que otra jornada nos perjudiquen así. Y más cuando el equipo estaba bien. Un gol así contra un gran equipo es muy difícil. Luego vas a por el empate, dejas espacios y llega el tercero. Esa jugada para mí es fuera de juego claro. El VAR está para ayudar, pero si hay que mirar la jugada, se mira. Hay veces que esperamos tres o cuatro minutos por jugadas sin mucha trascendencia. Una jugada de gol debe mirarse y mucho».

Yanis es posiblemente el jugador que más ha rendido en lo que va de temporada con la camiseta del Málaga. El extremo reconoce sentirse feliz y muy cómodo en La Rosaleda: «Desde que era alevín en el equipo de mi pueblo no disfrutaba así». Y reconoce que le seduce y mucho la idea de echar raíces en Málaga: «Pasé bastantes años cedido, de un lado al otro, y cuando fui al Almería nadie pensaba que iban a cambiar de propietario y otra vez de un lado al otro. Me gustaría estar en un sitio más tiempo y demostrar no sólo una temporada, sino más temporadas, lo que valgo. Y por qué no en Málaga, un club espectacular y una ciudad también espectacular. Pero no pienso en eso, sólo pienso en disfrutar cada día. No sé dónde estaré el año que viene. Y como no depende de mí, no me paro a pensar qué hará Manolo o qué hará el Almería. Estoy disfrutando, estoy en la época más feliz de mi vida. No hay nada real todavía. Si quiero que mi rendimiento siga siendo bueno, tengo que tener la cabeza limpia«.

El veloz futbolista del Málaga también abordó otros asuntos relacionados con su brillante temporada y con la actualidad blanquiazul:

Buen balance de la temporada: «Es para estar todos tranquilos. Es verdad que en casa tenemos que mejorar, eso es una realidad. Tal y como estamos jugando fuera de casa y algunos partidos en casa como la segunda parte contra el Lugo y el partido contra el Leganés… Tenemos un muy buen equipo. Es para estar tranquilos. Hay que corregir ciertos errores que nos están perjudicando, pero hay que estar tranquilos porque tenemos una plantilla y un cuerpo técnico con hambre. Aquí da igual quien juegue porque va a rendir».

Calero: «Le mando un abrazo fuerte y ánimos y tenemos que intentar dedicarle las dos próximas victorias, en Copa y enLiga».

Su fichaje por el Málaga: «Mis agentes llevaban hablando con Manolo Gaspar desde mayo. La temporada aún no había acabado, yo no sabía qué iba a pasar con el Almería, si me iban a querer o querrían que saliese. La situación del Málaga en ese momento hace que te lo pienses más de una vez, sobre todo en pretemporada. Pero cuando hablé con Manolo Gaspar y me dijo cómo iban a ser las cosas, poco había que pensar. Me fie de él, es un tío con palabra y no tuve dudas. Tenía varias ofertas de otros equipos de Segunda, pero el Málaga es un club que por historia y por club está en el Top-3 de los clubes de Segunda. No había mucho que pensar. Estoy encantado de estar aquí».

Manolo le seguía desde hacía tiempo: «Cuando mi agente inició las conversaciones, se dio cuenta de que Manolo tenía una buena impresión de mí. Y lo bueno es que el máster también me conocía de Segunda B. Siempre es bueno llegar a un sitio donde el entrenador conoce tu potencial y sabe dónde puedes jugar, qué puedes aportar. Que me conozcan es una de las grandes cosas que me han beneficiado».

Máxima entrega en cada partido: «Respeto mucho al fútbol y al balón y mi forma de devolver ese respeto es darlo todo en el campo. Salir del campo que no pueda andar del cansancio, me salgan mejor o peor las cosas. La confianza del míster me está beneficiando. Mis primeros partidos no fueron buenos y que me demostrasen esa confianza y siguiesen apostando por mí me dio un plus para saber que aquí hay gente que me valora de verdad y no puedo defraudarles. Mi manera de agradecer eso es darlo todo en el campo».

¿Mantiene la ilusión de jugar en el Athletic?: «Claro. He pertenecido al Athletic desde 2005 hasta 2017. Es como si un chico de Málaga entra en el club en alevines y sale en el filial. Su sueño sería jugar en el Málaga. Pues uno de mis sueños es jugar en el Athletic».

Selección: «De parte de padre soy argelino, mi madre es portuguesa y nací en Francia, pero crecí en Bilbao y me considero más del País Vasco que de otro lado. ¿Selección? Jugaré con la que llame primero (risas). Leí y escuché algo de Argelia, es una gran selección y no es fácil acceder a ella porque tiene jugadores de primer nivel. Sería un orgullo para mí representar a Argelia».

Ganas de jugar con La Rosaleda llena: «El recibimiento previo al Cartagena puede ser un pequeño resumen de lo que puede ser jugar con el campo lleno. Tengo muchas ganas de verlo rugir, moverse, sentir a la gente en el estadio, que apriete. La temporada pasada me perdí el partido de La Rosaleda por lesión y era uno de los campos que más ganas tenía de visitar».

¿Su mejor socio es Chavarría o Joaquín?: «Con Chavarría me entiendo a la perfección y con Joaquín tengo una relación buenísima. Somos dos extremos y nos buscamos. Me dio una asistencia en Fuenlabrada, pero justo antes me dio otra que me sacó un defensa y yo le di otra pero la falló. Y con Chavarría igual. Es un delantero que aparte de meter gol, todo lo que genera es increíble. Lo tiene todo como delantero. Jugar con ellos dos es un lujo porque son jugadores de muchísimo nivel».

Está muy encima de Larrubia: «Me gusta estar con los chicos del filial. Hablo con ellos, les motivo, y está claro que estoy encima de Larrubia. Él es algo que me hubiera gustado a mí ser, un chico del filial que sube al primer equipo con un talento increíble. Estoy encima de él porque quiero que sea consciente de la oportunidad que tiene. Y con el resto de chicos, igual. El camino que he hecho yo no es fácil, aunque tengas condiciones. Estar muchos años en Segunda B es difícil. Larrubia tiene un potencial increíble y me gusta estar encima de él para que sea consciente de que tiene una oportunidad delante increíble. Es un chico muy majo y muy educado».

Canteranos: «Cada vez que sube uno me sorprende. Kevin subió un par de veces y me parece buenísimo. Hay un chico marroquí que es juvenil todavía y le vi entrenar y vi que tiene nivel. El partido de Julio en Sabadell fue de mucho nivel. Ale Benítez ante el Sporting hizo que un extremo de nivel de la categoría no se fuese ni una vez de él. La cantera aquí tiene jugadores para dar al primer equipo durante muchos años».

Objetivos de este Málaga: «Salvarse cuanto antes. Después no sé. Este equipo está para salvarse lo más rápido posible y eso es lo que queremos. Viendo la imagen contra el Almería, creo que no deberíamos pasar apuros para llegar a los 50 puntos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *