El medicamento que recomiendan los médicos para frenar la fiebre de la COVID-19

Desde el inicio de la pandemia, con el paso de los meses, se han ido conociendo nuevos síntomas que aparecen tras producirse un contagio de coronavirus. Entre ellos, y quizá uno de los más comunes, es el de la fiebre alta, un síntoma evidente y molesto para el que lo sufre.

Contrariamente a lo que se pensaba, el uso de ibuprofeno no agrava los cuadros de infección de COVID-19, como confirma el presidente de la Sociedad Española Multidisciplinar del Dolor (SEMDOR), el doctor Luis Miguel Torres. «El ibuprofeno no sólo no agrava a los pacientes de COVID-19, sino que es uno de los mejores antiinflamatorios en estos cuadros de infección, ya que contrarresta gran parte de las proteínas proinflamatorias en mayor cantidad de lo que lo hace el paracetamol, asegura Torres.

Por ello, lo recomienda para tratar este síntoma por delante de otro fármaco conocido y muy extendido en España como es el paracetamol. Torres, que además es profesor de la Universidad de Cádiz y director del Departamento de Cirugía de la Universidad de Cádiz, destaca el hecho de que el ibuprofeno disminuya la mayoría de las proteínas proinflamatorias.

Incluso, el experto recuerda el ensayo clínico que se está llevando a cabo en Argentina con este fármaco de forma inhalada en los pacientes contagiado. Los resultados, por el momento, son «muy esperanzadores», tanto en el manejo de la fiebre como en la inflamación que produce muchos problemas en los infectados por coronavirus.

Contraindicaciones del ibuprofeno

Del mismo modo, el doctor Torres recuerda las contraindicaciones existentes para el uso del ibuprofeno en personas contagiadas con el patógeno. «Son las mismas que para los pacientes no contagiados, es decir, no se puede emplear en aquellos pacientes que tienen úlcera de estómago, problemas de coagulación y problemas renales, o bien son hipertensos«, afirma.

El ‘fake’ sobre el ibuprofeno

Finamente, Luis Miguel Torres lamentó la extensión, meses atrás, de un bulo sobre el uso de este fármaco contra la COVID-19, que pudo provocar que muchos pacientes detuvieran el tratamiento. «En esta pandemia las ‘fake news’ son algo muy corriente y tremendamente descorazonador. La población necesita información veraz y contrastada sobre los tratamientos. Hemos visto muchos bulos que no sólo han partido de gente mal intencionada, sino incluso de médicos, organizaciones sanitarias y de políticos que, en un intento de llevar alguna esperanza a los pacientes, han recomendado tratamientos que luego se han demostrado que no servían para nada, o incluso que eran perjudiciales».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *