Una abuela pide cobrar por cuidar a su nieto

En muchas familias españolas se da esta situación. Los padres, una vez tiene un hijo o hija, tienen que acudir a su puesto de trabajo como hacían antes. Y ante la imposibilidad de compaginar el cuidado y el empleo, recurren a los abuelos hasta que puedan llevar a sus pequeños a una guardería. Pero la pregunta que genera más debate es, ¿deben los abuelos recibir algo a cambio?

Desde luego, como publica el sitio web Reddit, y según informan también medios locales, una abuela de Nueva Zelanda opina que sí, ya que le quita tiempo de trabajo: “Trabajo para mí y creo que ella debe entender que si voy a renunciar a ese tiempo, necesito dinero para cubrir las horas que dejo de trabajar. Porque no puedo trabajar y cuidar al niño al mismo tiempo”.

“Estoy encantada de pasar tiempo con mi nieto, pero le he explicado que necesito que me pague 12 dólares australianos -unos 10 euros- la hora”, explica la mujer, que ha recibido como respuesta de su hija que solo puede pagarle 10 dólares.

Una petición que ha generado división de opiniones

Así contaba esta abuela la situación: “Mi hija tiene 29 años y mi nieto, uno. Ella volverá pronto al trabajo, su jornada es de cinco días semanales, unas siete horas diarias y me ha pedido si puedo cuidar al pequeño dos o tres días”.

“No soy una guardería, tengo mi vida”, se defiende, ante la insistencia de su hija: “Me ha contestado que solo serán dos o tres días a la semana, que los padres de su marido harán lo propio, y que me dará comida”.

Estos razonamientos han encontrado tanto defensores como detractores. De los más de 400 comentarios que ha recibido en la página web, hay quienes empatizan y se ponen en el lugar de la abuela, pero una ligera mayoría se han posicionado a favor de la hija: “Si no quieres cuidar a tu nieto, simplemente, dilo”.

¿Hay una posición buena al respecto?

Según el Imserso, prácticamente la mitad de los abuelos de España tienen que cuidar de sus nietos casi todos los días, una media de 5 o 6 horas, y de manera altruista. Al ser personas mayores, tienen que prestar una atención, en muchas ocasiones, superior a su estado físico, es decir, una sobrededicación o sobrecuidado.

Se puede entender incluso como una obligación moral, ya que no pueden negarse, pudiéndoles generar estrés o frustración. Aunque no todo es negativo, y es que existe la visión positiva de que se pueden sentir útiles, acompañados, pasan tiempo con sus seres queridos, y se divierten.

En Italia, precisamente durante la pandemia se ha creado lo que se conoce como ‘bono niñera’. La idea era pagar a los mayores que tuvieran que cuidar de menores de 12 años que no residieran en su mismo hogar. Es decir, no convivientes. La remuneración alcanza los 1.200 euros mensuales. Todo ello como recurso ante el cierre de colegios. Está por ver si es algo que se extiende a más países.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *