El PSG apunta hacia el sustituto de Tuchel

El futuro de Tuchel se tambalea. La marcha liguera del PSG no se corresponde con los quilates de la plantilla, pues en estos momentos, Neymar, Mbappé y compañía marchan segundos de la Ligue 1 y suman cuatro derrotas en 15 jornadas. El domingo visitan al Lille, líder de la competición con un punto de ventaja, y una derrota en la región norteña podría costarle, además del disgusto, el puesto al técnico alemán.

ESPN informa tanto Mauricio Pochettino como Massimiliano Allegri permanecen atentos al devenir de los acontecimientos, pues son los principales candidatos a ocupar el banquillo parisino, de consumarse el adiós de Tuchel. El italiano y el argentino son sospechosos habituales cuando un banquillo importante se tambalea y el del PSG no es una excepción. Este medio añade dos factores clave. Leonardo es el primero, puesto que tiene una gran relación con el ex de la Juventus, algo que no puede decir el de Krumbach, en guerra pública con el director deportivo capitalino.

El segundo es la alta estima con la que se miran las capacidades de Mauricio Pochettino en el seno de PSG. Ya no solo por sus fantásticas aptitudes como entrenador, sobradamente demostradas a lo largo de su carrera, si no por su pasado como jugador del club: jugó como local en el Parque de los Príncipes entre el 2001 y el 2003.

Dudas y muchos exámenes en el horizonte

En contra de Tuchel juega, además de la relación con Leonardo, las dudas que rodean al juego del equipo, el cual gira entorno a las excelencias de Mbappé y Neymar. En la Champions lograron clasificarse gracias a un fenomenal rush final, pero estuvieron cerca del abismo. El curso pasado fue la máxima competición continental la que dio lustre a la campaña del alemán (perdieron la final con el Bayern) y esta temporada servirá de termómetro.

Si sale adelante de los compromisos ligueros y logra auparse a una primera posición que se entiende obligatoria por plantel y presupuesto, la eliminatoria de octavos de final contra el Barcelona devolvería su continuidad a la palestra. Los cuartos serían un alivio, la eliminación la excusa perfecta para precipitar un adiós que se producirá, de aguantar, el próximo junio. Puesto que, según ESPN, no se baraja ofrecer a Tuchel una extensión del contrato que expira en unos meses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *