Fuad Chahín, el «niño terrible» de Unidad Constituyente no postulará a la alcaldía de Ñuñoa y podría ser candidato a convencional

Luego de los cálculos internos que acusaron una baja participación de las primarias convencionales de alcaldes y gobernadores regionales de fines de noviembre, no fueron pocos quienes al interior de la Unidad Constituyente intentaron hacer fracasar las primarias convencionales, que hoy domingo 20 de diciembre se abren como la oportunidad de la oposición de lavar heridas frente a la ciudadanía. El costo que estas implicaban, el esfuerzo no menor por lograr llegar a puerto en las negociaciones, sumado al factor Covid, se habían puesto sobre la sobre la mesa para intentar convencer a la mayoría de que no valía la pena el esfuerzo. Pero, como no siempre ocurre, “esta vez primó la sensatez”, señalaron desde el interior de UC (Unidad Constituyente), considerando la debilitada imagen que quedó del sector, luego de haber visto zozobrar el intento por ir unido todo el arco opositor en las primarias legales del 29 de octubre, que tuvieron una bajísima participación llegando a tan solo 3% de los votantes habilitados, es decir 419 mil personas.

De esta manera, y más allá del discurso público erigido constantemente por el presidente de la DC, Fuad Chahín, apelando a las primarias abiertas en todas las comunas, lo cierto es que cada partido se quedó con un bolsón de municipios donde se entendió que era preferible, -por diferentes condiciones- no competir. En el caso de la Democracia Cristiana, ese número asciende a cerca de 85 “asignadas”.

Pero esto no es sorpresa para nadie, puesto que en medio de las negociaciones -y como suele ocurrir en este tipo de instancias-, existió un acuerdo que apeló primordialmente a que donde los alcaldes del sector vayan a la reelección, no se les competiría, y la apuesta principal, es llegar con el mayor grado de unidad posible para tratar de arrebatar las alcaldías en manos del oficialismo.

Del total de las 81 comunas abiertas, sólo en tres habrá competencia desde la DC al Frente Amplio (Providencia, Pudahuel y La Reina), lo que es considerado como un nuevo fracaso ante la expectativa que significaba enfrentar en forma unida a la derecha. Los dirigentes siguen no dando el ancho y estas tres comunas son el mejor ejemplo que el discurso de la unidad no se condice con la práctica.

Fuad Style

En medio de estas negociaciones ha sido comentario obligado de pasillo e incluso ha llegado a instancias institucionales, la particular forma en que el presidente de la DC, Fuad Chahín, ha encarado el proceso para elegir a los candidatos. Al interior de Unidad Constituyente hay muchos más que molestos con él, pues, acusan que “se le dio la mano, pero se tomó del codo”. Y lo califican como «matón de barrio» que irrumpe de manera violenta para lograr sus objetivos electorales. Una de las últimas actuaciones fue la irrupción que tuvo al pedir un «escaño reservado» en la contienda que se dará para enfrentar la elección en la municipalidad de Ñuñoa, generando la molestia en las huestes de todos los partidos opositores.

El blindaje que pidió en ese momento enredó toda la negociación. Pero la estrategia, según asegura un dirigente DC, no era precisamente llegar al sillón alcaldicio, sino tirar el tejo pasado para luego obtener ganancias. «Fuad provoca conflictos, aumenta el precio de lo que quiere vender y luego cobra caro», grafica la misma fuente de la DC. Y asegura que nunca tuvo intenciones de ser el alcalde de Ñuñoa pues eso lo alejaría de lo que realmente quiere: ser reelegido presidente de la DC. Todo lo que hace tiene ese objetivo.

El Mostrador consultó al secretario nacional de la DC, David Morales, qué pasara finalmente en Ñuñoa y la respuesta es clara: «No nos negamos a que haya primarias en esa comuna, pero queremos que haya en otras también». Además, adelantó que una de las opciones que está barajando el presidente DC es ser candidato a la Convención Constitucional. Desde allí, pretende incidir en los debates que se darán para redactar la carta fundamental y con el mismo estilo que ha venido construyendo es este tiempo. De paso podría reducir la desventaja que le ha significado no estar presente en el Congreso.

Equilibrio DC-PS en jaque

En el PS recuerdan la entrada “por la puerta de atrás” de la DC al actual pacto opositor que incluye también al PPD, PR, PRO y Ciudadanos. Esto ocurrió luego del fracaso de la unidad de la izquierda, entre Convergencia Progresista y el Frente Amplio, previo a las primarias convencionales, cuando en medio de la discusión, los líderes frenteamplistas dejaron la sede del PS y minutos más tarde aparecieron inscribiendo candidaturas por su cuenta en el Servel.

En aquella ocasión, fue tal la desazón que en el Partido Socialista se abrieron a pactar con todos los que quisieran, y la iniciativa de involucrar al partido de Chahín salió desde aquella misma casa.

Previo aquello, la DC era mirada con muchísima distancia por la estrategia de perfilamiento de la directiva, que en búsqueda de reencontrarse con su identidad, y de pasada transformarse en un partido “bisagra”, pactó en varias ocasiones con el Gobierno en proyectos emblemáticos para el sector, rompiendo cualquier atisbo de unidad.

Tras el triunfo que obtuvo la DC en las primaras de gobernadores regionales, Chahín se habría “descuadrado” frente a sus pares en las tratativas e incluso se debió suspender una cita oficial, para consultar si la estrategia del líder de la Falange era representativa del conjunto del partido o solo de él. Hay quienes aseguran que está llevando demasiado al límite las negociaciones, poniendo incluso en jaque el equilibrio PS-DC al interior del pacto.

Son dos los ejemplos con los que explican el nivel de tensión al que se ha llevado la relación del que fuese conocido como el eje histórico de la exConcertación.En la comuna de Coyhaique, al haber un alcalde del PS (Alejandro Huala), se concordó en que fuese ese partido el que resolviera a quién iban a presentar a través de primarias. Todo bien hasta ahí, pero una visita relámpago de Chahín enrareció el ambiente. Estando en el lugar, el timonel DC, a través de un video que envió a su militancia, exigió primarias. “Nos parece absolutamente incomprensible que se hagan primarias donde solo pueden participar candidatos de un solo partido. Coyhaique no es de un solo partido, es de los ciudadanos”, expresó en el registro audiovisual. Una situación similar habría ocurrido en la comuna de El Bosque, donde -si bien el alcalde Sadi Melo no puede ir a la reelección, existiría un acuerdo porque sea el PS el que resuelva internamente. Nuevamente la DC, a través de su presidente, se habría opuesto.

Las apuesta por Rincón y Undurraga

La Democracia Cristiana resuelve a mediados de enero, a través de primarias internas, quien será su abanderado presidencial. En este caso, la competencia es entre la senadora Ximena Rincón, quien iría como la candidata del presidente de la DC, y Alberto Undurraga, que concitaría el apoyo de quienes no están de acuerdo con el manejo de Chahín.

Desde la DC aseguran que no da lo mismo quien gane, pues un eventual triunfo de Undurraga equilibraría en parte el manejo de la colectividad, por el grado de posicionamiento mediático que alcanza un presidenciable y Chahín pasaría a un segundo plano. De ganar Rincón, ocurriría algo similar, pero no habría un cuestionamiento explícito a las formas de su presidente.

De acuerdo a lo que aseguran en la DC sería precisamente ese particular estilo de Chahín el que habría terminado por hacer cruzar de vereda a la exsenadora Carmen Frei, quien, si bien tiempo atrás apoyaba la gestión de Fuad Chahín, ahora se habría transformado en una de sus principales contrincantes. Si bien, esto no significa que vaya a competir en la interna a desarrollarse en mayo próximo, de todas formas varios lo leen como una señal potente que busca hacer la diferencia entre dos estilos de conducción de representatividad del partido. Su participación como rostro de unidad para el Apruebo fue muy bien recepcionada en las filas de la DC y de los partidos de oposición. Unidad que su camarada Chahín no genera ni tampoco le interesa plasmar en Unidad Constituyente.

Se ha convertido en el «molestoso» negociador del pacto de oposición Unidad Constituyente, con un estilo de «matón de barrio» que a los socialistas los tiene hasta la coronilla. La rabieta que hizo por su «escaño reservado» en Ñuñoa, dicen en la DC, se debe a un estilo que ha ido desarrollando: provocar conflictos, aumentar el precio de lo que quiere vender y luego cobrar caro. La irrupción de la presidencial en la DC será un elemento decisivo del poder de Fuad Chaín. Si gana Alberto Undurragada, quedaría debilitado y habría un contrapeso en la vocería del partido. Pero si triunfa su candidata Ximena Rincón, el estilo del «niño terrible» seguirá intacto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *