Dembélé, descartado para Valladolid

Toda precaución es poca con Ousmane Dembélé. Su historial de lesiones, con especial incidencia en los isquiotibiales, obliga a los servicios médicos a ser especialmente cautos a la hora de decidir cuándo darle el alta médica. El delantero francés, que se reintegró este domingo a la dinámica de trabajo con el grupo tras lesionarse del bíceps femoral de la pierna derecha el pasado 5 de diciembre ante el Cádiz, no viajará con el equipo a Pucela para jugar contra el Valladolid.

Los técnicos, junto a los médicos y el propio jugador, han consensuado esperar una semana más para que Dembélé recupere sus mejores sensaciones y acabe de recuperarse, por lo que está previsto que el delantero reciba el alta el próximo 29 de diciembre para jugar ante el Eibar en el Camp Nou.

Así pues, Koeman tendrá que seguir confiado en el danés Martin Braithwaite para jugar por la banda izquierda, un recurso que si bien no se adapta a las calidades propias del delantero, sí que ha demostrado que con sacrificio y trabajo es capaz de rendir a un nivel más que aceptable. Todo lo contrario de Philippe Coutinho, que cada vez que lo ha ubicado en la banda su juego se ha difuminado de forma alarmante. Y es que con la baja de Dembélé y de Ansu Fati, que no volverá hasta finales de febrero, la plantilla carece de un especialista nato para aportar profundidad y velocidad en el terreno de juego.

Hay que recordar que Koeman dará cuatro días de fiesta a la plantilla tras el partido ante el Valladolid, por lo que hasta el domingo 27 de diciembre no volverán al tajo. Esta situación deja al equipo con sólo tres entrenamientos más para preparar el partido contra el Eibar, ya que a los del domingo y lunes, hay que sumar el del mismo día del partido. Los médicos y técnicos consideran que con estas tres sesiones de trabajo complementarias, Dembélé estará ya a punto para regresar a los terrenos de juego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *