El ‘Alba’ resurge de sus cenizas

El Albacete sumó el primer triunfo del curso lejos de su estadio y lo hizo en Anduva ante un Mirandés que ofreció la peor imagen de lo que llevamos de temporada (0-2). El conjunto rojillo asumió la responsabilidad desde el pitido inicial, mientras los manchegos esperaban su oportunidad a la contra con Ortuño como su principal baza ofensiva. Las intentonas locales no llegaron a buen puerto pese al dominio rojillo. Poco a poco, el cuadro blanco igualó las fuerzas sobre el césped.

Entre el sopor y el aburrimiento, el partido transcurría sin ocasiones hasta que los pupilos de Menéndez acertaron en su primera aproximación, superada la media hora de juego. Diamanka cabeceó a la red un medido centro de Caballo desde la banda izquierda, haciendo inútil la estirada de Lizoain (0-1). Estuvo muy blanda la zaga mirandesista que, a lo largo del campeonato, ya ha recibido varios goles de idéntica factura que le han costado puntos.

El tanto noqueó al Mirandés que comenzó a sufrir de lo lindo las contras manchegas. En una acción que comandó Ortuño, el delantero murciano metió un fantástico balón al espacio que Álvaro Peña aprovechó para marcar (0-2). La sangría pudo ser aún peor antes del descanso con un remate de Ortuño que, tras tropezar en un defensor, se escapó desviado por escasos centímetros.

Jackson ingresó al campo en la segunda parte. José Alberto buscaba la reacción de sus hombres. Lo consiguió, aunque no era muy difícil visto lo visto hasta ese momento. El Mirandés metió una marcha más. Javi Muñoz estuvo a punto de recortar diferencias tras revolverse en el área. Su remate se marchó fuera a la izquierda del marco. Tampoco acertó Schutte que cabeceó lejos de su objetivo en una franca posición.

El Albacete no generaba, pero tampoco sufría en exceso. Schutte dispuso de una nueva oportunidad, pero el delantero portugués lanzó el cuero por encima del larguero. Con la entrada de Moreno, Pablo Martínez y Mario Barco, que reaparecía tras una larga lesión, quemó todas sus naves el cuadro rojillo; pero ni por esas pudo perforar la meta defendida por Tomeu Nadal que apenas pasó agobios. Con este resultado, el Mirandés ve frenada su progresión en la tabla, mientras que el Albacete respira pese a que todavía es colista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *