El Barça, de celebración: bodas de oro del equipo femenino

50 años de fútbol femenino en el Barça. El club celebra las bodas de Oro del Barcelona femenino recordando el primer e histórico partido que dio pie a esta sección. Para ello, hay que remontarse al 25 de diciembre de 1970, al primer partido de la Selección Ciudad de Barcelona. Aquel equipo de mujeres jugó en el Camp Nou ante 60.000 espectadores bajo las órdenes de Ramallets y fue el embrión del fútbol femenino azulgrana, según detalla la entidad culé en un comunicado.

Seguro que muchas de esas pioneras jamás pensaron en lo que llegarían a conseguir 50 años después. Ellas rompieron barreras e incluso cumplieron el sueño de jugar en el Camp Nou, pero se les quedó la espina clavada de no haberlo hecho con la camiseta azulgrana. Su lucha y su entrega se vieron reflejada en aquel campo y en todos los años en los que pelearon por su reconocimiento, que encuentra ahora sus frutos en el Barça Femenino, equipo en el que el club catalán ha hecho una fuerte apuesta por el profesionalismo en los últimos años.

El once que jugó en el Estadio la Navidad del 1970 fue bautizado para la ocasión con el aséptico nombre de Selección Ciudad de Barcelona y llevaba camiseta blanca, pantalón azul y medias azulgrana. Y lo hizo bajo los mandos del mítico portero Antonio Ramallets, todo una leyenda del Barça. El rival fue la Unión Deportiva Centelles y, en las gradas, se logró una asistencia de unos 60.000 espectadores. El encuentro tenía un fin benéfico. Organizado por Radio Nacional, su objetivo era para recaudar fondos para los hospitales infantiles.

Antes de aquello, el fútbol femenino ya había llamado a las puertas del Barça. Immaculada Cabecerán, una joven aficionada culé de 18 años, se reunió en noviembre de 1970 con el presidente azulgrana Agustí Montal. Cabecerán quería jugar al fútbol y hacerlo con la azulgrana. Y Montal no se negó, asegurando que si se encontraban mujeres para formar un equipo el Barça lo apoyaría.

Más tarde, llegó a oídos de Inma el torneo benéfico y se puso manos a la obra para buscar compañeras. Quedó poco tiempo para prepararlo todo, pero consiguió armar el equipo que saltó al campo en el día de Navidad. No quedó margen para el reconocimiento del club azulgrana, que se hizo esperar.

Contando también las que saldrían después desde el banquillo, estas fueron las 17 pioneras del fútbol femenino barcelonista: Maria Antònia Mínguez, Llera, Giménez, Pilar Gazulla, Lluïsa Vilaseca, Aurora Arnau, Anna Jaques, Maite Rodríguez, Immaculada Cabecerán, Núria Llansà, Alicia Estivill, Blanca Fernández, Lolita Ortiz, Consuelo Pérez, Carme Nieto, Fina Ros y Glòria Comas. El partido acabó 0-0, resolviéndose por 4-3 en los penaltis a favor de las pioneras del Barça.

Tras aquel partido, el 28 de marzo de 1971, el equipo femenino, que había pasado a llamarse Peña Femenina Barcelonista, disputara también en el Camp Nou la final de la Copa Pernod contra el Espanyol (1-2). Meses más tarde, 8 de diciembre de 1971, el conjunto barcelonista volver a medirse contra el Espanyol en el Estadio (2-2), como preliminar de un amistoso del equipo masculino contra el Vasas de Budapest con 40.000 espectadores en las gradas. Casi 50 años más tarde, el Camp Nou volverá a abrir sus puertas al fútbol femenino, con un derbi Barça-Espanyol que tendrá lugar el próximo 6 de enero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *