El Levante aprueba el presupuesto y nombra seis nuevos patronos

El Levante ha llevado a cabo la Junta General de Accionistas del 2020 de forma presencial y cumpliendo las medidas sanitarias en la Fundación Bancaja en la que se aprobaron las cuentas anuales correspondientes al ejercicio 2019-20 y el presupuesto de ingresos y gastos referido al ejercicio 2020-21 con una participación de 98.256 acciones y 1.132 accionistas presentes o debidamente representados. El tercer punto del orden del día, cese y nombramiento de auditores, quedó sin efecto. La polémica llegó en el cuarto punto, por el que casualmente dio comienzo la Junta, en la designación de los seis nuevos miembros del Patronato por parte de la Fundación a elección de los presentes.

El club hizo una profunda reflexión de los efectos de la pandemia en las cuentas y las soluciones encontradas por el camino para presentar «unas cuentas saneadas» en palabras de Quico Catalán. «Creo, sinceramente, que se hizo con buena nota». Por ello, quiso agradecer «a todos los profesionales que han estado en primera línea» y, en especial, «a los jugadores y al entrenador por ayudar a afrontar la situación con la reducción de sus salarios».

En ella, se presentó un presupuesto de un montante total de 83 millones de euros y un beneficio después de impuestos de algo más de 77.000 euros pese a los efectos de la pandemia, siendo el undécimo año que el club presenta superávit de manera consecutiva, pero condicionados a un ingreso proyectado de más de 16 millones en traspasos de jugadores. El patrimonio neto ha crecido hasta los 41 millones y se han cancelado los dos créditos ordinarios de la ley concursal. Sin embargo, el fondo de maniobra es de 25 millones en negativo, viéndose incrementado en 8 millones al tener que atender el pago de las certificaciones de obra de la reforma del estadio al no haber llegado todavía al acuerdo de financiación firmado con Edmond de Rothschild. A favor votaron 93.716 acciones debidamente representadas, con 1.867 acciones en contra y 105 abstenciones. Cabe recalcar que algunos de los gastos de la 2019-20, al acabar más allá del 30 de junio, se han imputado en el presupuesto 2020-21. Ciertas partidas, especialmente en el coste de plantilla, se han visto alteradas por este motivo.

Catalán ha desgranado el acuerdo de financiación escalonada por valor de 60 millones en una operación a 10-12 años que se firmó tras la crisis del Covid-19 tras caerse una primera propuesta. De los cuales, ya se han invertido 32 en la cancelación de los préstamos y la primera fase del estadio; por lo que restan 28 para la segunda fase de la reforma del Ciutat de València y la Ciudad Deportiva de Nazaret. Los primeros año, explicó, no generan estrés de tesorería al ser los dos primeros de carencia. Mientras que en el pico de amortización, sobre el sexto o séptimo año, el club estaría devolviendo 8 millones. Por lo que tendría que generar seis millones más que a día de hoy no factura para pagar el préstamo.

Para ello va encaminada la segunda fase de la refroma de Orriols, con la idea de que el nuevo modelo de estadio «no solo se disfrute cada 15 días». En ese sentido, el presidente avanzó un principio de acuerdo, «que todavía no hemos cerrado», con una promotora para realizar conciertos en el Ciutat a partir del próximo verano «por el hecho en sí de hacer la primera reforma». El nuevo estadio se espera que sea uno de los grandes motores económicos de la entidad. «Es una pequeña semilla de lo que puede suponer. Queremos posicionarnos en un circuito internacional de conciertos», apuntó.

«Somos el club que menos ingresa por matchday y abonados, eso nos da un margen muy grande», garantizó Catalán, explicando la política de abonados de los últimos años, lo que supondrán unos ingresos no estipulados en los últimos ejercicios y una garantía para sus acreedores. «La temporada pasada 15.000 abonados no pagaron nada. Esa inversión que hemos hecho pensamos que es la que tiene que darnos frutos». El presidente, además, hizo hincapié en que a día de hoy son 15.000 accionistas más que hace diez años; con un récord de 21.244 abonados, de los cuales 6.000 son niños.

La futura Ciudad Deportiva de Nazaret, por su parte, se encuentra en Fase Autonómica tras superar el papeleo de la Fase Municipal. Por lo que cada vez está más cerca el proceso de tramitación y el posible comienzo de las obras. Quizá en 2021, depende de la burocracia.

Otros de los aspectos destacados de la Junta fue la tasación de la plantilla actual en 110 millones de euros, en palabras del director financiero, Ignacio Gil. «Es una tasación que hace LaLiga en función del valor de mercado de cada jugador. Eso es el valor de mercado, otra cosa es que el mercado te de o no la razón», explicó.

No obstante, el saneo de las cuentas pasa irrevocablemente por la venta de jugadores. «Para nosotros lo más fácil habría sido intentar vender futbolistas. Decidimos que no porque las reglas del juego cambiaron. Habríamos perdido potencial porque el Fair Play no nos permitía reivertir la cantidad para reforzar el equipo», apunto el máximo mandatario. Que matizó que el curso pasado se vendió por más de 20 millones sin vender a Bardhi o Campaña. Este año, sin embargo, están en el escaparate, como también lo puede estar Malsa o De Frutos, por el que confirmó que se pagó cuatro millones junto a Dani Gómez por el 50% de sus derechos. «No podemos decir a quién vamos a vender, porque puede ser cualquiera».

Por último, se abordó la cuestión del patrocinador principal de cara al próximo curso debido a la ‘Ley Garzón’. «Betway acaba contrato el 30 de junio y aunque hemos tenido posibilidad de renovarlos, no optamos por esa decisión. Hemos firmado con otros compañeros y tenemos posibilidades de main sponsor contempladas. A ver si surgen otra opciones que se están trabajando», señaló Quico.

Nombramiento de nuevos patronos

El punto caliente de la Junta se dio con el nombramiento de los nuevos patronos. «Afrontamos el cambio de patronato con los mismos vicios de 2016», aseguró Tomás Pérez, representante del FROG (Foro de Responsabilidad y Opinión Granota), señalando que no se cumple con lo que dicta el punto 11 de los estatutos del club. «Este proceso está, como mínimo, condicionado», remarcó Carlos Ayats, presidente de la asociación. «Este Consejo de Administración no está incumpliendo ningún estatuto. Si nosotros estamos incumpliendo algún artículo o estatuto, por favor denúncielo», replicó Quico Catalán.

Primer tramo: accionistas con más de 150 acciones

Los cuatro accionistas más votados por la Junta General Ordinaria de Accionistas fueron por este orden María Dolores Boluda Fos (17.812 acciones a favor), Manuel Moreno Olmos (17.628), Jesús Miguel Crespo Flor (17.600) y Sebastián Zaragozá Gigante (14.933).

Segundo tramo: accionistas con entre 31 y 150 acciones

Los cuatro accionistas más votados por la Junta General Ordinaria de Accionistas fueron Federico Ferrando Giner (19.916 acciones a favor), Dionisio Montesinos García (19.707), Kika Ruiz Sanahuja (17.880) y José Luis Marín Carbonell (17.786).

Tercer tramo: accionistas con entre 1 y 30 acciones

Los cuatro accionistas más votados por la Junta General Ordinaria de accionistas fueron: Vicente Furió Garcerá (15.190 acciones a favor), José Miralles Martínez (13.964), Rafael Poveda Blanquer (13.945) y Javier García Murillo (13.707).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *