Las dudas marcan el parón

Del todo a la nada. Es lo que ha pasado en el último mes y medio en el FC Cartagena. Atrás quedaron los buenos momentos del equipo, las alabanzas a Borja Jiménez y a unos jugadores que colocaron al cuadro albinegro en la zona noble de la tabla clasificatoria. El partido ante la UD Logroñés, a primeros de noviembre, cambió todo. Esa derrota fue la primera de cuatro consecutivas y séptima en los últimos nueve encuentros de Liga, a la que hay que sumar la de Copa del Rey frente al Pontevedra CF. Una dinámica que acabó con el técnico del ascenso y que ha generado dudas en un plantel que goza de un potencial ofensivo importante, pero que en la retaguardia no ha estado a la altura.

Durante el parón habrá que resolver muchos interrogantes, el primer el inquilino del banquillo. Son varios los nombres de los que se habló, entre ellos Julio Velázquez, Víctor Sánchez y Eloy Jiménez, pero a día de hoy no hay nada claro. Es más, no se descarta que Pepe Aguilar, firmado el pasado verano para el filial al ser un técnico de plena confianza de los dirigentes, siga al menos hasta el duelo contra el Real Zaragoza. Dependiendo del resultado ante los aragoneses, se aceleraría o pausaría la búsqueda.

Con Jiménez fuera, las miradas, además de en la dupla Belmonte – Breis (presidente y máximo responsable a todos los niveles el primero y director general deportivo el segundo), está puesta en la plantilla. Mientras que en ataque se ha demostrado que cuenta con futbolistas determinantes como Rubén Castro, Gallar y Elady, a los que se les puede unir Nacho Gil, en el centro del campo y sobre todo en defensa ha quedado claro que el plantel necesita de reforzarse. Una prueba de ello es que el FC Cartagena es el equipo más goleado de la categoría con 27 tantos. Para la incorporación de nuevos futbolistas primero habrá que dar salida a otros. Y ahí la entidad topa con el mismo problema que en verano, pues a muchos de ellos (por ejemplo, Cordero y Verza) les tendría que pagar una importante compensación económica que repercutiría en menos dinero disponible para fichajes. Lo mismo pasaría con un Delmás firmado por tres años pero que no ha rendido al nivel esperado. Para abaratar costes se podría acabar con las cesiones de Rhyner (Cádiz CF), Sergio Lozano y Simón Moreno (Villarreal CF B), William (CD Leganés), Harper (Getafe CF) e incluso Bulka (PSG).

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *