¿Por qué hay dos bombos en el sorteo y cuántas bolas tiene cada uno?

A tan sólo unas horas de que comience la Lotería de Navidad, los bombos esperan ya ansiosos a sus primeras vueltas en el Teatro Real. Un espacio que permanecerá vacío, en ausencia de público dada la pandemia del coronavirus que, pese a todo lo que nos ha quitado este año, no se ha podido llevar la ilusión por uno de los eventos más esperados del año a nivel nacional. Las ventas han bajado, pero todos esperan con las mismas ansias poder ser alguno de los agradecidos este 22 de diciembre.

Los bombos ya están preparados para su trabajo y, con ellos, los 2.000 millones de euros que se van a repartir este martes en toda España. De éstos, 4 millones ya corresponden al gran clamor de esta lotería, ‘El Gordo’. Pero, ¿realmente conocemos cuales son las posibilidades reales de llevarse uno de estos premios? Lo primero es saber por qué y para qué se utilizan dos bombos en cada sorteo de la Lotería de la Navidad.

Y es que uno de los dos bombos, el más grande, llevará un total de 100.000 bolas de madera, correspondientes a todos los número que se imprimen de los décimos que se venden por toda España. Por otro lado, el bombo más pequeño tendrá en su interior todos los premios que se repartirán mañana, cantados por los niños de San Ildefonso, que tendrán que llevar este año las mascarillas para cumplir con las medidas de seguridad correspondientes por la pandemia. En este segundo bombo, se insertarán 1.807 bolas, cada una con un premio.

Las probabilidades de salir premiado

Por ello, y haciendo cálculos con los números de bolas de los diferentes bombos, la probabilidad de llevarse uno de los premios es pequeña: tan solo de un 5%. Pero es que la Lotería de Navidad se ha convertido ya en una de las grandes tradiciones de estas fechas y miles de personas siguen probando su suerte año tras año llegado el 22 de diciembre, a unos días de la Nochebuena y buscando ya su primer regalo de las Navidades.

En el caso de llevarse el ‘Gordo’, claramente las oportunidades son mucho más bajas: un 0,00001%, es decir, una opción de 100.000. Tras finalizar el sorteo de la Lotería de Navidad, tan solo 13.334 números obtienen algún premio, lo que supone una cifra inferior al 16%. 71.666 décimos se quedan sin ganar nada, esperando que la suerte les acompañe al año siguiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *