Sancho reduce las expectativas

Jadon Sancho apareció en Dortmund como el próximo gran ‘playmaker’ del fútbol mundial. Un creador de juego no en el sentido del mediocentro director y armador, más como un atacante. Un cazador capaz de abatir por si mismo o facilitar presas a los demás.

El inglés cayó de pie y, después de un breve periodo de adaptación en la 17-18, cuajó dos campañas impresionantes alcanzando el doble-doble: al menos, diez goles y diez asistencias. En su primera campaña completa cuajó un notable 12-14 y en la pasada cerró con un 17-16, rozando las dos decenas en ambas cifras.

Unos datos que tentaron al londinense con volver a Inglaterra y, más concretamente, a Old Trafford. Los mancunianos estaban dispuestos a llegar a una oferta récord por él pero, todo se detuvo.

Ahora, las dudas crecen. El rendimiento del inglés atraviesa un valle del que parece no salir cuando casi alcanzamos el ecuador de la temporada. De momento, apenas suma tres goles y seis asistencias en 17 partidos entre todas las competiciones y siendo titular de manera bastante regular. El dato que más duele es en Liga donde aún no ha conseguido marcar un solo tanto.

La estadística avanzada, evidentemente, también se resiente. Si su promedio de gol y asistencia cada 90 minutos en la Bundesliga era de 1,30 la campaña pasada, la mejor de su carrera, este ha caído hasta el 0,30, un desplome de más del 70% en conseguir perforar él o sus compañeros la portería rival.

El londinense, cuyo futuro estará en el aire un verano más, rebaja las expectativas dado el rendimiento y, además, no le duelen prendas en reconocer que algo falla. «Creo que todos los jugadores tienen un bajón en su carrera y yo estoy pasando por eso ahora mismo», aseguraba hace menos de un mes en el, eso si, que ha seguido a cero en la Liga (cinco partidos casi completos y solo una asistencia ante el Eintracht). Valorado aún en 120 millones, el United le mantiene entre sus objetivos. De momento. 

Una sociedad que no cuaja

El bajón de rendimiento de Jadon Sancho contrasta con el buen momento que vivía Erling Haaland hasta su lesión, que le tendrá fuera hasta 2021. De su conexión se esperaban grandes tardes de gloria para el Dortmund pero, esta campaña, Sancho solo le ha servido tres tantos de los 17 que el de Leeds ha metido en total.

En la jornada 1, el inglés le dio el segundo tanto de su cuenta particular. En la quinta, le sirvió para matar el derbi ante el Schalke y desde ahí, hasta el último partido que disputaron juntos meses después en la Champions ante el Brujas. Ante la ausencia del noruego y el mal momento del equipo, Jadon debe volver a ser líder. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *