Aprobados y suspensos del Elche: Nino y Víctor cambian la cara

Edgar Badia: Tres paradas de mérito en la primera; también en la segunda, ante Roberto Torres. Estuvo vendido en los dos goles y en un par más de Roberto Torres, que el extremo de Osasuna envió fuera en clara ventaja.

Barragán: Estuvo mejor en ataque que en defensa. No cerró bien en el primer gol, de Rubén García. Gran internada en la primera acción de la segunda mitad para poner el balón al segundo palo, donde estaba Fidel.

Gonzalo Verdú: No fue el día de la defensa del Elche, a la que pillaron desarbolada en varias oportunidades, concediendo varias ocasiones claras además de los dos goles. El central fue incapaz de frenar a Calleri en la arrancada que propició el segundo tanto. Intentó agarrarle, pero se cayó y le ganó en la carrera.

Dani Calvo: Debió frenar a Calleri en el 0-1, pero perdió en la carrera sin hacer falta, y habilitó la jugada para el pase al segundo palo, donde esperaba el gol de Rubén García.

Sánchez Miño: Sigue sin ofrecer el nivel que se esperaba de su experiencia en la máxima categoría de Argentina. Lo intentó y se ofreció, pero le pillaron varias veces por su carril y fue sustituido en la segunda parte, cedido su puesto a Fidel.

Marcone: Mucho mejor con Víctor en la segunda mitad. En la primera parte estuvo gris y fue incapaz de maniobrar para dar mejor salida al Elche desde atrás.

Josan: Se las vio con su excompañero Juan Cruz. El madrileño, aplicado en tareas defensivas y sin apenas soltarse en ataque, le taponó bien. Apenas llegó al área rival en buena disposición y fue sustituido en el descanso.

Tete Morente: Dispuso de las dos primeras ocasiones del Elche, para abrir fuego. Nada más comenzar el encuentro, tuvo una clara aunque se lio en el control y lanzó alto. Poca más participación en su actuación como interior.

Fidel: Partió otra vez como interior y terminó como lateral izquierdo. Marcó el empate, nada más comenzar la segunda parte. Pudo un centro medido a la cabeza de Pere Milla, en el añadido, que pudo suponer la victoria. El catalán remató fuera.

Rigoni: Por primera vez completó todo el encuentro, pero no fue desequilibrante. Sin ocasiones, aunque con participación en las acciones a balón parado.

Boyé: Sin oportunidades para marcar. Luchó como siempre, en esta ocasión sin éxito. El Elche llegó a jugar con tres delanteros, junto con Nino y Guido Carrillo. Fue sustituido por Pere Milla en los últimos minutos.

Los cambios de Jesús Muñoz

Nino: Generó la salida del 1-1 y realizó una destacada segunda parte. Lo hace todo con criterio y demostró que puede ser muy útil en el equipo.

Víctor: Le dio mejor salida de balón al Elche en la segunda mitad, como apoyo constante de Marcone, que agradeció su presencia. Otro activo para aprovechar.

Josema: Cumplió en su puesto natural, como central izquierdo. En algunas ocasiones perdió el sitio, aunque tuvo poco apoyo con Miño.

Guido Carrillo: El primer balón que tocó, lo convirtió en el 2-2. Le debe servir para ganar confianza, después de su última lesión.

Pere Milla: Tuvo la victoria en el añadido, con un centro perfecto de Fidel, pero remató fuera por muy poco. Pudo ser otro gol heroico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *