El Coni tumba la decisión administrativa y el Juve-Nápoles tendrá que jugarse

El Juventus-Nápoles tendrá que jugarse. El Colegio de Garantías del Comité Olímpico Italiano ha anulado el castigo administrativo que recibió el club partenopeo por negarse a que su equipo viajara a Turín para jugar el partido el pasado 3 de octubre. La Hacienda Sanitaria Local (ASL) napolitana le había ordenado quedarse en aislamiento en la ciudad tras detectarse unos casos de contagio por coronavirus en su plantilla. Sin embargo, la Lega explicó que no había razones para que el Nápoles no se desplazara y contravenía el protocolo sanitario de la federación. Finalmente, y tras alegaciones, no se retiró la sanción administrativa para el Nápoles que consistió en la pérdida del partido y la retirada de un punto en la clasificación.

Ahora la situación ha dado un nuevo giro. El Colegio ha anulado esa decisión y se baraja el día 13 de enero como fecha para la disputa del partido. Aurelio Di Laurentiis, presidente del Nápoles, ha ganado la batalla legal y en los últimos días había demostrado su optimismo. Se da la situación de que el próximo 20 de enero la Juventus y el Nápoles se iban ya a ver las caras en la disputa de la Supercopa italiana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *