El nuevo y diferente negocio de Fernando Alonso

La vida de Fernando Alonso es intensa, en los circuitos y fuera de ellos. Ya se prepara a fondo para su regreso a la Fórmula 1 con la escudería Alpine Renault, aunque sin perder de vista sus intereses en las actividades empresariales en las que se encuentran involucrado. Su instalaciones en Asturias, con museo propio y una espectacular pista de kárting, y su firma de moda Kimoa son los dos más conocidos, siempre relacionados con el mundo del deporte que tanto le apasiona.

Ahora el piloto se embarca en una nueva aventura empresarial al incorporarse al proyecto de RAW Sport Drink, una joven compañía dedicada a las bebidas energética afincada en Asturias. Alonso participa como imagen y embajador de la marca, pero también se involucra adquiriendo el 10% de su accionariado. Aleix Espargaró, piloto de MotoGP, también cuenta con una participación en la sociedad, aunque el principal accionista es Corporación Alimentaria Peñasanta (CAPSA Food) con un 25% del total.

Alonso ha decidido participar en RAW Sport Drink al sentirse identificado con la filosofía de la empresa, más allá de razones puramente económicas, tal y como ha explicado: “RAW es la alternativa que necesitábamos para aquellos que no solo nos preocupamos por nuestra salud y forma física, sino por el origen y la calidad de los productos que consumimos y su impacto en la naturaleza. RAW es salud, sostenibilidad y compromiso”.

La orientación de la empresa se focaliza claramente en el mundo del deporte, por las características de su gama de productos. Es por ello que cuentan con una nómina de deportistas destacados que colaboran con los que además participan en su accionariado, como son Jorge Navarro (Moto2), Marina García (natación), Javi Lliso (esquí), Rita García (Crossfit), Harry Timson (surf) o Dani Camacho (crossfit).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *