El Real Madrid no aplicó ‘cláusulas del miedo’ por Soro y Vallejo

El Real Madrid no ha impuesto ningún tipo de ‘cláusula del miedo’ para impedir que Alberto Soro y Jesús Vallejo puedan jugar mañana contra el Real Madrid en Valdebebas. No obstante, la realidad de estos dos jugadores es distinta. Soro llegó al Granada traspasado desde la entidad madridista tras abonar una cantidad cercana a los 2,5 millones de euros, similar a lo que pagó el club madridista al Zaragoza. Tiene contrato en vigor hasta el 30 de junio de 2025. El Real Madrid tiene pactado con los granadinos un derecho de tanteo, es decir, la facultad de igualar cualquier oferta que llegue al club nazarí por este futbolista.

Por su parte Jesús Vallejo está cedido hasta el 30 de junio de 2021. Tampoco tiene cláusula disuasoria. Este defensa central, de magníficas facultades, puede jugar también de lateral. El Granada no tiene opción de compra acordada con el Real Madrid. Se da la circunstancia de que estuvo la temporada pasada bajo las órdenes de Diego Martínez con un rendimiento más que interesante. En este ejercicio ha tenido bastante mala suerte porque no se libró del maldito coronavirus, del que se restableció admirablemente, ni tampoco de unas molestias musculares que le tuvieron algunas jornadas al margen del grupo.

Vallejo era uno de los capitanes más jóvenes de todos los tiempos en el Zaragoza con apenas 18 años cuando el Real Madrid decidió ficharle por seis millones de euros. Eso fue en 2015. Ahora, pese a los obstáculos, sigue teniendo por delante un gran futuro. No extraña que el Granada se esté planteando quedarse con él.

Echando un vistazo a las estadísticas de estos dos jugadores vemos que Vallejo ha participado en siete partidos de Liga mientras que Alberto Soro lo ha hecho en cinco duelos en el torneo doméstico. Este último también ha tenido que ayudar en varias demarcaciones. Partiendo de la derecha, el entrenador del Granada le ha encomendado misiones de mucho trabajo. Atacando y defendiendo desde el lateral derecho subiendo, bajando, defendiendo o presionando.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *