La mitad del plantel, en el aire

Sin noticias a día de hoy sobre la contratación de un sustituto para Borja Jiménez, no se descarta la continuidad de Pepe Aguilar, el FC Cartagena debe afrontar el mercado de invierno. El cuadro albinegro necesita dar un cambio a su plantilla, reforzarla sobre todo en el aspecto defensivo, y salvo que se produzca en los próximos días la llegada del nuevo inquilino del banquillo, éste no estará en la toma de decisiones. La responsabilidad caerá de nuevo sobre la comisión deportiva, liderada por el presidente Francisco Belmonte. El máximo mandatario, junto a su equipo de trabajo, tendrá un duro mes de enero por delante en el que debe confeccionar un bloque que consiga el objetivo de la permanencia.

Movimientos habrá y muchos en las oficinas del Cartagonova. Sin Jiménez al mando, ahora las miras están puestas en la plantilla. Belmonte, al igual que el entrenador, fue uno de los que la confeccionó con sus aciertos y errores, mayores los últimos según los datos que ofrece la clasificación. De los fichajes, Rubén Castro y Gallar han dado un gran nivel y junto a Elady, al que le abrieron las puertas pero finalmente no le encontraron una salida, son de los pocos que se salvan de las críticas. En ese grupo se encuentran también David Simón, De la Bella y Nacho Gil, al igual que Aguza y Clavería cuando han contado con continuidad. Respecto del resto de incorporaciones, están los que no dieron el rendimiento esperado (Rhyner y Delmás) y los que apenas tuvieron protagonismo por diferentes motivos (Bulka, Lozano, Simón Moreno, Harper y Kleandro).

Herencia del pasado. A las incorporaciones de verano que están en la posible lista de bajas hay que añadir a los que siguen del curso anterior pero que no entran en los planes del club. Hay dos casos muy claros, Cordero y Verza. Como ocurrió meses atrás, la contraprestación económica para salir será alta y eso repercutirá en el dinero del que se pueda disponer para firmar a otros jugadores. En este apartado podemos meter también a Carlos David, aunque últimamente se ha hecho con un puesto en el centro de la zaga, Forniés, a la sombra de Alberto de la Bella, William, por el que se apostó muy fuerte pero no ha correspondido, Cayarga, el meta Esteve y el canterano Uri.

En total, 15 de 28 jugadores que no tienen asegurada su presencia en el FC Cartagena para la segunda mitad del curso. No todos saldrán, pero habrá cambios en el plantel que necesita refuerzos especialmente en el apartado defensivo. Muchas decisiones para la comisión deportiva, además de la contratación del nuevo entrenador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *