Una Deyna estelar devuelve al Atlético a la Champions

No dio tiempo a respirar en Alcalá de Henares. El hambre de gol de una delantera incansable como Ludmila, que llevaba tres partidos sin marcar (dos de Liga y uno en Champions), puso la emoción sobre el verde desde el minuto 3. La brasileña no se lo pensó y aprovechó la primera toma de contacto con la defensa txuri-urdin para adelantar a las rojiblancas.

Golpeó primero el Atleti, pero no por ello dejó anulada a una Real, que reaccionó rápido. Y lo hizo en forma de golazo de Nerea Eizagirre, que sigue brillando con luz propia en esta temporada. La centrocampista firmó una diana de otra dimensión, que incluso no sorprendió. Su calidad no deja de ofrecer a los espectadores obras de arte como la que protagonizó ante el Atleti. Se ha vuelto tan habitual, tan típico, que pocos desconocían que la joven perla realista hiciera un gol de esas características.

Del golazo a dos tiros al larguero del Atlético. La madera se presentó como la primera piedra en el camino de las rojiblancas, que se estamparon con ella tras disparos de Ludmila y Leicy Santos. El siguiente obstáculo fue Nanclares. La guardameta de la Real se vistió de salvadora con paradas providenciales. Así, el duelo fue cogiendo tono, ritmo y, sobre todo, espectáculo.

Un partidazo a la altura de lo que se esperaba de los dos equipos que había sobre el césped. Incluso quedó espacio para la polémica, después de que la árbitra anulara un gol de Franssi, el que suponía el 1-2, por un dudoso fuera de juego. El de la finlandesa también deleitó a todos. Era otro golazo, pero esta vez no subía a un marcador que se quedó con 1-1 al descanso, con un duelo muy abierto y bonito.

Un golazo de Deyna para la remontada del Atlético

El duelo perdió ritmo en el arranque de la segunda parte, pero pronto retomó su intensidad. Los fantasmas del pasado se volvían a aparecer para las locales después de que la Real se adelantara en el marcador con un tanto en propia de Laia Aleixandri. Un mazazo para el Atlético, que metió una marcha más para remontar el partido. Fue entonces cuando se abrió el camino para Deyna Castellanos.

La venezolana, que había asistido a Ludmila en el primer gol, empató tras pase de Leicy Santos. Y cogió carrerilla. Lo que vino después fue propio de una crack mundial. La futbolista de Maracay se echó el equipo a sus espaldas y lideró la remontada con un golazo. Otro más a la lista de un gran encuentro.

Deyna dio a su equipo el mejor regalo de Navidades. Un gol que valía tres puntos y la presencia del equipo en la zona de Champions. La venezolana firmó para ello una parábola perfecta por toda la escuadra tras un gran pase de Duggan. Estelar Deyna, que resolvió así un duelo con sabor a Europa. El Atlético consigue su objetivo y acaba el 2020 tercero, volviendo a la zona de Champions. Sufrieron las rojiblancas, pero acabaron sacando la garra que acostumbran para recuperar un lugar privilegiado en la Primera Iberdrola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *