El efecto champán del Celta se pone a prueba en el Coliseum

EI Celta es el mejor equipo de la Liga desde el pasado 21 de noviembre, fecha de la llegada del entrenador argentino al banquillo del equipo vigués. El Celta sería el líder en solitario en esa hipotética clasificación que sólo contabilizase las últimas cinco jornadas del campeonato.

Coudet cogió al Celta en puestos de descenso. Nada más llegar, el equipo perdió 4-2 contra el Sevilla, pero en realidad el técnico no se sentó en el banquillo al no disponer todavía del permiso federativo. De entonces, todo son victorias. Cuatro en Liga y una en Copa.

Esa buena racha del Celta coincidió con la peor del Getafe en la era Bordalás, seis partidos sin ganar, mal momento superado en la pasada jornada con el 0-2 en Cádiz.

La realidad de la clasificación dice que los dos equipos tienen a tiro de piedra reengancharse a la lucha por las plazas europeas (sigue el partido en directo en As.com).

El Getafe, una semana más, tiene bajas donde más le duele: la defensa. En esta ocasión el que se cae es Olivera, sancionado. Tampoco estará el central Txema.

La buena noticia para Bordalás fue la vuelta de Maksimovic la pasada jornada, celebrada con gol por el centrocampista serbio. Arriba, el delantero ha descartar será un día más Mata, que esta temporada está tres puntos por debajo que un año antes.

El último con público.

En el Celta, Coudet repetirá once titular con ese peculiar sistema con un solo pivote en el centro del campo y un juego muy dinámico en el que se suman un gran número de jugadores al ataque.

Esta tarde, el Coliseum acogerá el último partido del año 2020 recibiendo al Celta, y es imposible no recordar que, precisamente, contra el equipo vigués se disputó el último partido con público en el Coliseum.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *