Emery es mucho más justo y valiente que viejo o experto

Cuando el Villarreal fichó a Emery este verano, en los mentideros se puso en valor, sobre todo, su experiencia para contraponerlo a Calleja. Haber liderado al Sevilla, PSG y Arsenal no es cualquier cosa. Sin embargo, en esa cualidad se englobaba, inconscientemente, más que nada su capacidad de liderazgo, su hambre y la competitividad que le distingue. Pero como si en esa alabanza a su extensa y exitosa carrera se incluyera de serie un pasotismo hacia la cantera e incluso cierto conservadurismo. Ser veterano, ya lo ven, no es ser viejo. Unai es innovador y atrevido como pocos. Desde que llegó a La Cerámica no ha hecho más que tirar de una valentía inesperada. Y si se ha ganado al vestuario, y a esa grada con arresto domiciliario es por justo.

No le ha temblado el pulso con Kubo. No dudó en ir al frente con Mario. Apostó por Pedraza y Moi, que llegaron a salir hace nada cedidos. Confió en Iborra como cinco y se inventó a Foyth, entre dudas (sería mejor Parejo), para sustituirlo. Recuperó a Trigueros. Se ha atrevido con Baena, Yeremy, Fer Niño y Millán, las joyas de la casa, en partidos duros que no eran de relleno. Y hasta le dio su premio a Raba en la Copa. Es imposible haber hecho mejor las cosas. Una derrota en el Camp Nou y este traspiés con el Athletic no emborronan nada. Su Submarino navega viento en popa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *