Regalo de Navidad para el Reino Unido: tras intensas negociaciones, Londres alcanza un acuerdo post-Brexit con la Unión Europea

En la víspera de Navidad, y tras meses de intensas negociaciones, el Reino Unido y la Unión Europea sellaron este jueves 24 de diciembre un acuerdo comercial por el Brexit, apenas siete días antes de que Londres abandone uno de los mayores bloques comerciales mundiales.

«El acuerdo está hecho», dijo una fuente de Downing Street, dando por cerradas las complejas tratativas. «Hemos recuperado el control de nuestro dinero, fronteras, leyes, comercio y aguas pesqueras», añadió, según informó la agencia Reuters.

«El acuerdo es una noticia fantástica para las familias y los negocios en todas las partes de Reino Unido. Hemos firmado el primer acuerdo de libre comercio basado en cero aranceles y cuotas jamás logrado con la UE», agregó.

En tanto, la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, señaló que se trata de un acuerdo «justo y equilibrado». «Por fin podemos dejar el Brexit atrás y la Unión Europea puede seguir avanzando», dijo la presidenta de la CE tras anunciar el acuerdo que se aplicará a partir el próximo 1 de enero y «evitará perturbaciones».

Von der Leyen reconoció que conseguir el pacto ha sido «un camino largo y sinuoso» pero «era un acuerdo por el que había que luchar».

En Londres pusieron el foco en que “hemos logrado este gran acuerdo para todo Reino Unido en un tiempo récord y bajo condiciones extremadamente desafiantes, con protecciones para la integridad de nuestro mercado interno y un lugar dentro para Irlanda del Norte», afirmó la misma fuente citada por Reuters.

Los pasos que vienen

Las negociaciones para lograr in extremis un acuerdo post-brexit se aceleraron en Bruselas, para evitar una ruptura abrupta el próximo 31 de diciembre, que tendría graves consecuencias financieras y políticas.

Ahora, el acuerdo deberá ser validado por los Estados miembro de la UE, un proceso que puede llevar varios días, aunque quedará tiempo para que se aplique de manera provisional desde el 1 de enero, cuando el Reino Unido abandona oficialmente el mercado único. El texto tendrá que ser validado después por el Parlamento europeo.

Sin un acuerdo, las relaciones entre ambas partes se regirían por las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), un escenario de consecuencias económicas imprevisibles que conlleva aranceles y cuotas, y la multiplicación de formalidades burocráticas que pueden conllevar atascos y retrasos en las entregas.

Medios como Deutsche Welle destacan el valor de este entendimiento, al señalar que “lograr un acuerdo en diez meses, aunque cuatro años y medio después del referéndum sobre el Brexit, constituiría una proeza para Londres y Bruselas, sobre todo para un acuerdo de esta envergadura, pues negociaciones así suelen demorar años”.

«El acuerdo es una noticia fantástica para las familias y los negocios en todas las partes de Reino Unido. Hemos firmado el primer acuerdo de libre comercio basado en cero aranceles y cuotas jamás logrado con la UE», celebraron en el Gobierno británico. En tanto, la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, señaló que se trata de un acuerdo «justo y equilibrado». Las negociaciones para lograr in extremis un entendimiento se aceleraron en Bruselas, para evitar una ruptura abrupta el próximo 31 de diciembre, día en que se concreta la salida del Reino Unido del bloque, lo que habría tenido graves consecuencias financieras y políticas. Según los análisis de la prensa internacional, el acuerdo es toda una proeza tomando en cuenta que negociaciones de este tipo suelen demorar años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *