Así quiere Aprilia dejar de ser el patito feo del Mundial

Fue la gran sensación de la pretemporada. La revolucionaria Aprilia RS-GP 2020, con sus dos grandes alas con perfil cónico fijadas por debajo del carenado delantero sumado a su doble escape situado bajo el colín en su sección derecha, entre otras muchas novedades, acaparó muchos focos de atención del paddock de la clase reina en Sepang y Losail. Hasta que la pandemia del coronavirus hizo acto de presencia, obligó a cerrar la fábrica de Noale durante varios meses y arrunió por completo la hoja de ruta que Romano Albesiano, Marco De Luca, Paolo Biasio o Adriano Cabras habían diseñado para el 2020.

Ahora, diez meses después y en pleno proceso de desarrollo de la versión de 2021 en túnel del viento de Toyota en Colonia (Alemania), Albesiano adelanta en la página oficial del campeonato que la marca de Venecia va a aprovechar el sistema de concesiones para estrenar en el Mundial de MotoGP 2021 un nuevo motor y aerodinámica que les permita dar otro paso adelante y reducir la desventaja que les separa, tanto en clasificación como en ritmo de carrera, de Honda, Ducati, Suzuki, Yamaha y KTM.

«Nos afectó mucho porque a mitad de la temporada pasada tomamos la decisión de diseñar una moto completamente nueva. El plan era comenzar la temporada con un proyecto a medio acabar y desarrollarlo durante el año. El desarrollo de los motores y la aerodinámica se congelaron. Así que tuvimos que hacer toda la temporada con un estado de desarrollo muy joven. Aparte de eso, nuestras actuaciones fueron buenas. Hemos reducido significativamente la distancia con la cabeza. Estábamos más o menos un 50 por ciento más cerca. Desde el principio, la moto era mejor que la anterior. También fue así en áreas en las que no lo esperábamos. En la fábrica hemos desarrollado un motor para la próxima temporada en el que la mitad es nuevo. Ya funciona muy bien en el banco de pruebas. Estamos deseando poner esta innovación en la pista. Aerodinámicamente tuvimos que trabajar con una configuración que generaba muy poca carga. La próxima temporada podremos montar una versión más equilibrada. Esto debería darnos ventajas», augura el director técnico de Aprilia.

Así mismo, Romano Albesiano no se olvida de la peculiar característica del neumático trasero Michelin, que este año ha ofrecido más agarre a mitad de curva gracias a una carcasa menos rígida y tantos quebraderos de cabeza ha provocado a los ingenieros: «Tenemos que mejorar el motor y reducir la tendencia al wheelie (caballitos). Si logramos esto y entendemos los neumáticos y cómo gestionarlos mejor, deberíamos hacer una muy buena temporada y estar muy cerca de los mejores».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *