China no es de fiar

El pasado 21 de diciembre, Canadá bloqueó la compra de una mina de oro en su zona ártica por parte de una empresa estatal china, Shandong Gold Mining Co., por razones de seguridad, en este caso de acceso al Ártico. El 2 de noviembre, Estados Unidos listó una serie de compañías chinas en las cuales a sus ciudadanos y empresas les quedaba prohibido invertir por estar ligadas al sector militar e inteligencia de ese país. Dentro de ese listado figuraba China Railway Construction Corporation, misma compañía que este 27 de noviembre presentó la mejor oferta en la licitación de la concesión vial Talca Chillán.
Ese mismo mes de noviembre, China State Grid propuso adquirir la distribuidora eléctrica CGE, después de haber ya invertido en la distribuidora CHILQUINTA y habiendo antes consumado inversiones por parte de empresas relacionadas a ésta y pertenecientes al mismo grupo de control estatal chino SASAC, en la transmisora eléctrica TRANSELEC y en la generadora PACIFIC HYDRO.

¿Cuánta más evidencia se necesita para enfrentar este tema en vez de afirmar inocentemente que nuestras leyes no discriminatorias bien regulan estas inversiones? ¿Cuál va a ser la posición chilena cuando estas empresas chinas que responden a un capitalismo de estado quieran, por ejemplo, tomar la concesión portuaria de Puerto Williams o Punta Arenas, o adquirir el control de La Escondida o de la explotación del litio en el Salar de Atacama?

Estas inversiones, como parte de un mismo grupo empresarial (léase el estado chino), no son compatibles con la Ley General de Servicios Eléctricos. Sin embargo, avanzan. ¿Cuánta más evidencia se necesita para enfrentar este tema en vez de afirmar inocentemente que nuestras leyes no discriminatorias bien regulan estas inversiones? ¿Cuál va a ser la posición chilena cuando estas empresas chinas que responden a un capitalismo de estado quieran, por ejemplo, tomar la concesión portuaria de Puerto Williams o Punta Arenas, o adquirir el control de La Escondida o de la explotación del litio en el Salar de Atacama?
En mi modesta opinión, China no es de fiar y mientras ésta no se sujete a las normas de occidente, no veo razón para exponer estratégicamente al país, más allá de ciertamente cumplir con regulaciones específicas sectoriales y de libre competencia.

El pasado 21 de diciembre, Canadá bloqueó la compra de una mina de oro en su zona ártica por parte de una empresa estatal china, Shandong Gold Mining Co., por razones de seguridad, en este caso de acceso al Ártico. El 2 de noviembre, Estados Unidos listó una serie de compañías chinas en las cuales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *