El retorno de Mike Tyson: rey del ring y de la marihuana

El año 2020 dejó muchos momentos memorables en el mundo del boxeo. Sin duda hubo grandes combates, victorias, sorpresas… pero el pleito que más focos acaparó no fue oficial. Mike Tyson se subió al cuadrilátero de nuevo. El de Brooklyn, que se proclamó con 20 años el campeón de los pesados más joven de la historia, se vio después metido en un agujero por las drogas, pasó por prisión acusado de violación y ahora vive una segunda vida en forma y con un boyante negocio de cultivo y comercialización de marihuana, que es legal en varios estados de EE UU. Fue una exhibición, pero no hizo falta ponerle ‘oficialidad’ para que nadie se despegase de la televisión. Este fue el 2020 de ‘Iron Mike’.

Tyson anunció su regreso por sorpresa

Mike Tyson se retiró en el año 2005. Durante los primeros meses del año había mostrado en redes sociales su increíble cambio físico. Bajó 45 kilos y en abril, mediante un directo de Instagram, desveló que iba a volver para disputar combates benéficos. Sin duda la noticia fue un auténtico bombazo, más cuando comenzó a subir vídeos de su estado. Había recuperado la explosividad junto con Rafael Cordeiro y las ganas de verle aumentaban por momento.

Roy Jones recogió el guante de Mike Tyson

Una vez que Tyson dio el paso al frente, la duda se centraba en el nombre del rival. Evander Holyfield y Shannon Briggs fueron los primeros nombres en aparecer. El primero también había anunciado su vuelta para el mismo fin y todo parecía estar cerca de producirse. Se dio fecha incluso, 11 de julio, pero no fue así. Finalmente Roy Jones Jr. fue el elegido. La fecha dio mucho morbo, ya que eligieron el 12 de septiembre. El fin de semana más cercano al 15 de septiembre está ‘reservado’ para el mejor boxeador del momento, sobre todo si es latino. Es fiesta nacional en México y parecía la fecha reservada para Canelo Álvarez.

El movimiento puso en jaque al boxeo moderno, ya que nadie tuvo el valor de contraprogramar otra velada. Finalmente, a un mes del combate, anunciaron que se retrasaba. Lo hizo al fin de semana de Acción de Gracias. Quería que tuviese más público potencial y «poder promocionarla», aunque lo cierto es que poco más se movió el tema. Ese traslado permitió también que la USADA entrase en el duelo para cotrolarlo. Habría controles antidopaje, pero a la carta: la marihuana estaba permitida

El riesgo del KO, siempre en la mente

Desde que se anunció que Tyson y Jones se iban a enfrentar, el combate comenzó a calentarse. Tyson repitió una y otra vez que iba a por KO y Jones respondía que estaba preparado para lo que pasase. La tensión en redes iba en ascenso, pero a la hora de la verdad la sangre no llegó al río. Los dos se enfrentaron en un combate de seis asaltos de dos minutos, lo máximo que le permitió la Comisión de California, y se cuidaron. Entendieron a la perfección lo que estaban haciendo. La pelea gustó a los más críticos, que habían puesto el grito en el cielo por lo peligroso que era, y convenció de cara al futuro. Mike quiere mas y los números le avalan. El combate generó 66 millones de dólares. ‘Iron’ se llevó diez que donó a la beneficencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *