Margarita del Val: los 14 avisos de la viróloga para frenar la COVID-19

El año 2020, el peor de la historia para Time, se recordará por muchas cosas, como la muerte de algunos ídolos deportivos como Michael Jordan o Diego Armando Maradona. Pero, si hay algo por lo que será recordado será por por el coronavirus.

La pandemia, detectada en China hace ya más de un año como un conjunto de casos de neumonía de origen desconocido, ha causado ya la muerte de miles de personas en todo el mundo, siendo Estados Unidos el país más castigado. Durante estos meses, muchos han sido los expertos en saltar a la palestra pública para comentar qué hacer para combatir el virus y las medidas a seguir.

Una de estas personalidades que ha aumentado su presencia en los medios de comunicación ha sido Margarita del Val, viróloga en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Durante estos meses, la experta ha ido dando una serie de consejos, pautas y avisos que, en mayor o menor medida, se han ido cumpliendo.

Los avisos de Margarita del Val

«Puede que no sea en octubre, sino en el mes de julio». Fue una de sus primeras intervenciones públicas sobre la segunda ola. En plena última fase de la desescalada en España. Aunque no fue del todo acertada, su predicción se hizo realidad unos meses más tarde, pues en agosto y septiembre los datos presentaban de nuevo un ligero aumento paulatino.

«Cualquier persona de nuestro círculo más íntimo puede contagiarnos sin saberlo». Así se expresaba del Val al comienzo del verano en La Ventana. Ya por entonces avisaba del riesgo de relajar las medidas en el ámbito familiar y de las amistades más íntimas. Esa era, aseguraba, una de las claves para evitar una segunda ola.

«Hay que restringir fuertemente algunos sitios. Si la población no lo ha hecho por sí sola, habrá que hacerlo». Los brotes durante las primeras semanas de la nueva normalidad llevaron a la viróloga a expresar estas palabras. Confinamientos selectivos en puntos concretos donde se detecte una mayor incidencia del virus en un momento determinado. Y así actuaron las comunidades junto con Sanidad, estableciendo un baremo para aplicar las medidas oportunas.

«Los casos asintomáticos nos pueden dar un susto en cualquier momento». Otro aviso sobre uno de los principales quebraderos de cabeza en esta pandemia. La gente que, sin presentar síntomas, es capaz de contagiar a los que están a su alrededor. Con solo una persona que se reúna con un grupo grande es suficiente para que surjan decenas de contagios.

Aumento del riesgo en interiores. Un aspecto sobre el que se viene hablando en los últimos meses. Con el fin del verano, la vida social pasaba al interior, donde el riesgo de contagio se incrementa. «Hay mucha más transmisión por el aire, mientras que en las superficies no hay tanto como se pensaba al principio. Pasar todo el día en una oficina cerrada hace que sea mucho más fácil que te contagies«, aseguraba en agosto.

«Hay que mantener todas estas medidas de una manera más rigurosa o el otoño va a ser espantoso». Y así está siendo, la segunda ola ha golpeado al país durante los meses de otoño, con cifras de contagios y fallecidos muy altas, equiparables a las de la primera ola.

«Estamos volviendo a caer en los mismos problemas que hace 100 años». Así se lamentaba la experta para comparar la situación del momento con la vivida tras la gripe de 1918. «Si bien es verdad que actualmente las fiestas patronales se han suspendido, la gente ha seguido acudiendo a los lugares donde veranean o quedando para tomar una cerveza sin mascarilla«.

«Es posible que la mascarilla la tengamos que llevar bastante tiempo, al menos dos años». Así se expresaba en una entrevista concedida a este periódico. Una situación que quedaba supeditada al desarrollo de las vacunas.

-En otra intervención pública, catalogó a bares y restaurantes como «los lugares más peligrosos para la propagación». La culpa de esto la tenían «la falta de una buena ventilación y de distancia de seguridad entre quienes comparten mesa».

«Estas vacunas no garantizan, de momento, que vayan a proteger de lo que nos interesa de verdad: los síntomas graves y la muerte». Así de categórica se mostraba hace poco más de un mes, cuando supimos de los avances de las vacunas de Pfizer y Moderna.

«Yo creo que no va a ser solo 2020, van a ser los años de la pandemia. Queda un recorrido y nos tenemos que preparar». Margarita del Val lo tiene claro. La pandemia va a durar algo más de este año, a pesar del desarrollo de las vacunas.

«El único riesgo cero es reunirse solo con convivientes». La llegada de la Navidad fue otro punto a valorar por la experta, que en el mes de noviembre abogaba por las reuniones en exteriores y con un limitado número de personas.

«Diciembre, enero y febrero pueden ser los peores meses». De esta forma se expresaba en Espejo Público, achacando a la incidencia de la gripe para agravar la situación pandémica en España.

«No pensemos que las restricciones van a a acabar con la llegada de vacuna». Un aviso más sobre el hecho de que la vacuna no cambiará la vida de forma inmediata. Eso llegará cuando la campaña de vacunación esté muy avanzada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *