Gobierno EEUU avanza a caótico final de 2020 mientras Trump lucha contra el Congreso

El gobierno estadounidense se encamina a un fin de año caótico luego que la negativa del presidente Donald Trump de aprobar un plan de 2,3 billones de dólares en ayudas llevó a que millones de estadounidenses desempleados perdieran subsidios, amenazando además con el cierre de agencias federales por falta de fondos.

Trump, quien deja el cargo el 20 de enero después de perder la reelección en noviembre, era presionado el domingo por legisladores republicanos y demócratas para que dejara de bloquear el proyecto de ley de ayuda pandémica y financiamiento del gobierno que el Congreso aprobó la semana pasada.

El presidente republicano ha exigido que el Congreso cambie el proyecto de ley para aumentar el tamaño de los cheques de asistencia para personas de 600 dólares a 2.000 dólares.

Muchos economistas concuerdan con que la ayuda financiera en el proyecto de ley debería ser más alta para que la economía vuelva a moverse, pero dicen que lo que se necesita con urgencia es el apoyo inmediato a los estadounidenses afectados por las medidas para la contención del coronavirus.

Los beneficios por desempleo que se entregan a unos 14 millones de personas a través de programas pandémicos caducaron el sábado, pero podrían reiniciarse hasta mediados de marzo si Trump firma el proyecto de ley.

Además, ese paquete incluye 1,4 billones de dólares en gastos para financiar agencias gubernamentales. Si Trump no firma, el martes partirá un cierre parcial del gobierno que pondría en riesgo los ingresos de millones de empleados públicos, a menos que el Congreso intervenga con una medida provisional que el mandatario acepte.

El senador republicano Pat Toomey dijo a «Fox News Sunday» que Trump debía aprobar el proyecto de ley ahora, y luego presionar para obtener más dinero para el desempleo más adelante.

«Entiendo que el presidente querría enviar cheques más grandes a todo el mundo, (pero) creo que lo que debería hacer es firmar este proyecto de ley y luego presionar (por el alza de la ayuda). El Congreso puede aprobar otro proyecto de ley», afirmó Toomey.

Trump pasó las fiestas de Navidad en su resort Mar-a-Lago en Florida. El domingo por la mañana, no parecía tener prisa por tratar de resolver el enfrentamiento con el Congreso mientras se dirigía al Trump International Golf Club en West Palm Beach.

 

Los estadounidenses están viviendo una amarga temporada navideña en medio de una pandemia que ha cobrado casi 330.000 vidas en el país, con una cifra diaria de muertes que ahora supera repetidamente las 3.000, la más alta desde que comenzó la pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *