La predicción del creador de la vacuna de Pfizer sobre la vuelta a la normalidad

La llegada de la vacuna a nuestras vidas está acelerando el final de la pandemia. Al menos de su faceta más devastadora porque los expertos vaticinan la COVID-19 estará muchos años entre nosotros. “El virus estará con nosotros durante los próximos 10 años”, aseguró esta semana en rueda de prensa Ugur Sahin, cofundador de BioNtech, la empresa alemana que ha desarrollado la vacuna contra el coronavirus junto a Pfizer. En este sentido, advirtió de que debemos asumir que “habrá infecciones y pequeños brotes una y otra vez”.

Además, las campañas de vacunación que están comenzando alrededor del mundo no ofrecerán resultados inmediatos. Durante este invierno aún no veremos un impacto en las cifras de nuevos contagios, “pero debemos tener un impacto y garantizar que el próximo inverno pueda ser casi normal, de nueva normalidad”, manifestó el experto. Habla de “nueva normalidad” porque volver a la vida que teníamos antes de esta crisis sanitaria será complicado, por eso “necesitamos una nueva definición de normalidad”.

Así, la nueva normalidad, de no necesitar un nuevo parón de la vida pública, de poder continuar la actividad económica y de poder prevenir hospitalizaciones y muertes, podría alcanzarse con la vacunación “para finales del verano”. Aunque eso no depende solo de la vacuna de Pfizer-BioNTech, sino también de otras, como la de Moderna, recientemente aprobada en Estados Unidos, y las que puedan ser aprobadas en la primera mitad de 2021, algo sobre lo que se mostró “optimista”. Solo de esta manera se conseguiría que entre el 60% y el 80% de la población estuviera vacunada antes del otoño que viene y se alcanzara la inmunidad de grupo, indicó.

Vacuna efectiva contra la nueva variante

Respecto a si la nueva detectada en Reino Unido, más contagiosa, podría disminuir la eficacia de su vacuna, BioNTech está “muy confiada” en que no lo hará. “Como científico nunca se es optimista, sino que se piensa en probabilidades y la probabilidad de que nuestra vacuna sea efectiva también contra esta nueva mutación es muy elevada”, asevera Sahin.

El experto destacó que, durante los últimos meses de desarrollo de la vacuna, cada vez que aparecía una mutación “realmente importante”, observaron cómo reaccionaba su vacuna y pudieron determinar que efectivamente era capaz de combatir “toda una serie de diversas variantes del virus”. Porque, si bien existen muchas mutaciones, también hay muchas proteínas en el virus que no varían.

La nueva variante detectada en Reino Unido se diferencia de las anteriores al no ser una sola mutación, sino estar compuesta de un total de nueve, ha precisado Sahin. “En estos momentos no sabemos exactamente si nuestra vacuna realmente es capaz de proteger también contra estas nuevas variantes”, reconoció, aunque insistió en que es “muy probable”. Sobre esto, Sahin añadió que en unas dos semanas dispondrán de los datos al respecto.

Independientemente de los resultados, destacó que están tranquilos porque podrían fabricar otro fármaco en poco tiempo. En esta línea, destacó que “lo bonito de la tecnología mRNA” en la que se basa su vacuna es que permite “rediseñar” una vacuna con gran rapidez, lo que significa que “técnicamente se podría desarrollar una nueva vacuna en unas seis semanas”. Aunque, eso sí, el proceso incluiría también la posterior autorización por parte de las autoridades competentes y no sería solo una cuestión técnica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *