Madrid añade cuatro nuevas zonas básicas de salud a las restricciones

La Comunidad de Madrid suma cuatro nuevas áreas de salud básicas a las restricciones por el aumento de casos positivos por coronavirus. La capital de nuestro país se enfrenta a una tercera oleada de casos inminente, que intentará controlar con nuevas medidas para estas fechas navideñas. Con la entrada de estas nuevas cuatro zonas, ya son un total de diez las que se encuentran con más limitaciones de las habituales al rebasar los 400 casos por 100.000 habitantes en su incidencia.

Las nuevas zonas básicas que se unen a las restricciones son, en la ciudad de Madrid, la zona básica de Aravaca -en el distrito de Moncloa-Aravaca- y la de General Moscardó -en el distrito de Tetuán-; en San Sebastián de los Reyes se unen las zonas básicas de Reyes Católicos y Quinto Centenario. Además, se mantienen las restricciones en las otras seis áreas: La Moraleja, en el municipio Alcobendas; Andrés Mellado, en Chamberí, y de Sanchinarro, en Hortaleza, ambas en el municipio de Madrid; las zonas básicas de Felipe II y Alcalde Bartolome González, en Móstoles; y la de Getafe Norte, en el municipio de Getafe.

Las restricciones se mantendrán durante 14 días, desde la medianoche de este lunes, 28 de diciembre, hasta las 00:00h del próximo lunes, 11 de enero de 2021, según ha informado la directora general de Salud Pública, Elena Andradas. Sin embargo, existe una excepción para una de estas zonas, la de La Moraleja, en Alcobendas, que tendrá restricciones por una semana más, hasta el 4 de enero, cuando se revisará su incidencia y se valorará su salida de las restricciones.

Nochevieja, Año Nuevo y Reyes, las excepciones

Pese a que desde esta medianoche las entradas y las salidas de estas zonas básicas cerradas perimetralmente solo se podrán realizar bajos motivos justificados, la Consejería de Sanidad mantiene que, para las fiestas, las restricciones de movilidad desaparecerán de las zonas cerradas. Es decir, los días 31 de diciembre y 1 de enero, por la celebración de Nochevieja y Año Nuevo; o el 6 de enero, Día de Reyes, los ciudadanos de estas zonas confinadas podrán moverse libremente y sin justificaciones para la visita de familiares o allegados en estas fiestas, aunque siempre con las medidas de seguridad adecuadas, como el uso de la mascarilla o la distancia de seguridad.

Además, el aforo en los lugares de culto se verá reducido ante el aumento de casos. En los velatorios y funerales, el máximo será de 15 personas en caso de ser en lugares abiertos, al aire libre. Se reducirán a diez personas en lugares cerrados. Los aforos y horarios de actividad se mantienen como en el resto de la región, por regla general al 50%. Estas medidas se acompañan de un refuerzo de la prestación asistencial y de la vigilancia epidemiológica en estos núcleos de población, intensificando la detección activa de casos y contactos estrechos mediante un incremento en la realización de pruebas diagnósticas.

La incidencia sube hasta los 333 casos por 100.000 habitantes

Pese que la Comunidad de Madrid se encuentra cerrada perimetralmente desde el 23 de diciembre hasta el 6 de enero -salvo desplazamientos a domicilios de familiares y allegados-, las reuniones sociales de estas fechas provocan un aumento de casos considerables en la autonomía. La Consejera de Sanidad de la comunidad ha registrado esta última semana una incidencia acumulada de 333 casos por 100.000 habitantes, aunque siguen descartando ampliar las restricciones de cara a Nochevieja, manteniendo el toque de queda desde la 1:30 hasta las 6 horas “por un decisión técnica”.

«Tratamos de que sea una Nochevieja distinta, tiene que serlo para poder contener el virus. Tenemos que conseguir que no se superen las seis personas (de dos grupos de convivencia como máximo) en los domicilios de los madrileños y habrá que celebrarlo de otra manera distinta”, declaraba este sábado el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero. “Estamos en este momento en fase de meseta. La incidencia acumulada es de 333 casos, cuando el pico máximo alcanzado en la segunda ola (entre el 14 y el 20 de septiembre) fue de 813”, añade sobre la situación de la Comunidad de Madrid, que ha detectado casi 11.000 nuevos casos esta última semana -un 62,7% inferior a la registrada en el pico máximo de la segunda ola-.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *