Sandro quiere medirse al Barça

Sandro Ramírez forzó para llegar al choque de la pasada jornada ante el Levante y se lesionó. El delantero tenía el alta tras haberse recuperado de una rotura en el aductor derecho, pero en el entrenamiento en el que se iba a decidir si iba a tener minutos, se lesionó el cuádriceps izquierdo. Las dos lesiones son independientes, pero coinciden en el tiempo. Los servicios médicos esperan tenerlo listo en tres jornadas, pero el punta canario quiere tener minutos ante el Barcelona, el próximo 3 de enero.

El atacante criado en la Masía, quiere jugar ante su ex equipo y demostrarse el nivel que ha alcanzado en el Huesca. Sus primeros entrenamientos tras el parón han sido al margen de sus compañeros, pero ya comparte ejercicios con el grupo y sus sensaciones son positivas. En Balaídos, su presencia y la de Maffeo están descartadas y se esperan sus altas para el próximo mes de enero. A estas lesiones se sumará la baja por sanción de Insua, que vio la quinta amarilla del curso ante el Levante.

El jugador que más echará de menos el preparador es Sandro, que había alcanzado un gran nivel físico y había recobrado la confianza Antea de sus lesiones. Se perdió el partido frente al Alavés, en la sesión previa al choque, y no ha podido tener minutos frente al Athletic y Levante. El canario de 25 años quiere recuperarse pronto para demostrar que ha vuelto y que deja olvidada su etapa vivida en el Everton, donde vivió tres años sin continuidad y con continuas cesiones en Sevilla, Real Sociedad y Real Valladolid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *