Vrsaljko entra en escena

La sanción a Trippier es un duro golpe para los esquemas de Simeone. El técnico había encontrado la posición ideal para el jugador inglés, con menos responsabilidades defensivas y más libertad para subir la banda constantemente con la línea de tres centrales por detrás, formando una gran dupla con Marcos Llorente en el costado derecho. Tanto es así que Trippier ha disputado todos los minutos que marchan entre Liga y Champions (1.710), descansando tan solo ante el Cardassar en Copa y siendo el futbolista de campo con más minutos de la plantilla.

Pero, por el momento, se ve obligado a parar. La Federación inglesa ha castigado al lateral rojiblanco durante diez semanas sin realizar ninguna actividad futbolística acusado de violar la normativa sobre apuestas en el verano de 2019, justo antes de fichar por el Atlético procedente desde el Tottenham. Una sanción que el club rojiblanco ha apelado ante la FIFA indicando que es ajeno a lo acontecido y que sería el gran perjudicado. Pero, mientras no haya una respuesta en firme, el jugador continúa sin entrenarse con sus compañeros. 

Algo que obliga al Cholo a tirar del plan B. Y esa variante pasa por Sime Vrsaljko. El jugador croata llevaba inactivo desde la histórica noche del 11 de marzo, cuando disputó la prórroga en Anfield contra el Liverpool donde el Atlético acabó dando la vuelta al marcador e imponiéndose por 2-3 para avanzar a los cuartos de la Champions. Desde entonces, se sometió en mayo a una artroscopia en la rodilla para quitarle material quirúrgico de la intervención anterior, contrajo el coronavirus antes de disputar los cuartos contra el Leipzig y en octubre tuvo que volver a pasar por el quirófoano para llevar a cabo a una intervención quirúrgica consistente en una resección artroscópica de plica cicatricial en la rodilla izquierda.

Nueve meses inactivo hasta volver a tener minutos en Copa por todo lo alto, con un gol frente al Cardassar aprovechando la asistencia de Torreira. En ese encuentro disputó 15 minutos, los únicos que acumulan sus piernas desde antes del inicio de la pandemia. Pero ahora, Vrsaljko debe ser protagonista. El croata ya demostró el año pasado que está capacitado para suplir a Trippier, aunque solo tuviese 483 minutos en siete partidos. La operación para resolver una pubalgia a la que se sometió el inglés le dejó fuera de combate y Vrsaljko superó en la rotación a Arias en partidos de máxima exigencia como el de ida ante el Liverpool.

Los problemas físicos le han impedido tener continuidad en sus dos etapas en el club. Pero Simeone le necesita en un momento crucial de la temporada. El Atlético es líder en Liga y la sanción impuesta a Trippier también le impediría estar en la ida de los octavos contra el Chelsea. El club rojiblanco juega sus cartas a intentar revocar la sanción o por lo menos reducirla lo máximo posible y no tiene previsto realizar ningún fichaje para el lateral derecho. Pero mientras, deberá ser Vrsaljko el que otorgue profundidad y seguridad al costado. 

Por características, el croata está capacitado para hacerlo. Un lateral que también crece en ataque, tiene buen centro, capacidad de llegada y se puede adaptar a la posición de carrilero con la línea con tres centrales. Simeone sabe que le necesita al mejor nivel cuanto antes, aunque puede acusar la inactividad y hay que evitar a toda costa un nuevo contratiempo físico. El canterano Ricard está en la recámara, pero el partido contra el Getafe será una primera prueba de fuego para medir el nivel de Vrsaljko. Un jugador hasta hora desapercibido, pero cuyo papel se antoja capital en estos primeros meses del año 2021 donde el Atlético no quiere renunciar a nada. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *