Elizegi: «Es necesario un proceso de autocrítica»

El presidente del Athletic, Aitor Elizegi, intentó hacer de tripas corazón para analizar la delicada situación institucional después de tumbarles las cuentas en una Asamblea General esquiva para los intereses. Prefiere no escudarse en revanchismos, que los hay, y centrarse en un discurso constructivo: «Anteponemos siempre el club que queremos. No es agradable tras un año de mucho trabajo, pero es un momento de reflexión y de escucha. Hay mucho esfuerzo detrás, sabíamos que llevábamos algunos errores en la mochila y que llevábamos un necesario proceso de autocrítica por hacer. El rechazo a las cuentas y al presupuesto es importante», señala sobre unas cuentas auditadas, ratificadas por tres organismos, indica el presidente, que lanza un anhelo: «Se necesita una propuesta de cuotas y un acuerdo con los jugadores», resumió el presidente.

«Las dudas deportivas no nos pueden ayudar, pero ponemos al Athletic por delante. Cada partido hay que afrontarlo cada día para ganarlo y es normal que nos lo exijáis», lanza sobre si la actualidad del primer equipo rojiblanco ha empujado por añadidura a que le tumben las cuentas a la actual Junta Directiva. «Tenemos la obligación de llegar a un acuerdo deportivo e institucional, la Junta dio una muestra de unidad y saber estar y creímos en la participación. El resultado es duro, hay que reflexionar sobre estas cosas, el Athletic está siempre por delante de los intereses personales, incluido el mío», remata Elizegi.

El famoso 30% que se quiere poner de abono de las cuotas resultó un tema capital: «Hay un cúmulo de circunstancias, esto ha sido clave, sabíamos que era un esfuerzo, que es impopular, pero que era el camino a recorrer. Como socios teníamos la necesidad de pedir ayuda al colectivo. Hemos entendido el mensaje», señala un Elizegi que recuerda el contexto mediatizado por la pandemia: «Números rojos de 37 millones de pérdidas, el cien por cien covid, jamás se había pedido esa ayuda al socio, y a nuestros capitanes les pedimos responsabilidad y esfuerzo, es una situación extraordinaria que es difícil de gobernar y seguramente hemos cometido cientos de errores», señala sobre esas negociaciones con la plantilla para rebajarse un nuevo 10%. «Están siendo ejemplares», añade el equipo ha impuesto esa «escucha y visión de club»

Entiende Elizegi que este rechazo de los socios al 30% de sus abonos «no está en duda el esfuerzo que hay que hacer para que el socio pueda ayudar al club, pero sí el trayecto que la Junta Directiva había decidido. Hay que aprender de los errores y de nuevo escuchar con más profundidad». Se barajó también una cuota plana de 170 euros a cada socio, que nos se planteó en la Asamblea: «Tenemos que llegar a un acuerdo, no puede tener cualquier nombre. Sabíamos que tenía contestación, hemos intentado explicarlo», añade y laza que «somos reformistas y entendíamos que merecía la pena recorrer el trayecto de esta cuota social. Creo que es una visión general y creemos que estamos cerca. Pero en 2020, en estas circunstancias extraordinarias, creíamos que era el camino más justo». Tras la Asamblea, que no compartió esta visión, resume Elizegi que corresponde ahora «un proceso de escucha, proceso de reflexión y a ver si somos capaces entre club, directiva y Asamblea, llevar una propuesta clara al socio que ayude al Athletic para salir de esta situación cuanto antes».

No quiere hablar de revanchismo de un sector de compromisarios organizados en su contra: «No, esto es el Athletic. Estamos todos mirando por lo mejor para este club, ha pensado que debemos reformular nuestra posición, pero nunca hay que pensar que no queremos lo mejor para el Athletic, con la intención de construir». Resta ahora una Asamblea Extraordinaria y reformulación de cuentas sin fecha exacta en un proceso de maduración y reflexión: «Han pasado 24 h. Esta asamblea es soberana, y con cero estrategia, cuando sea prudente y recomendable compartir un nuevo presupouesto con los socios y la Asamblea», desliza Elizegi. No se para a pensar en si la tumban de nuevo los socios: «Pienso en enero, que el equipo deportivamente nos ayude no a nosotros, a todos, en tres partidos seguidos, en la Supercopa…» . Por otra parte, subraya el presidente que los proyectos encarados de manera global, como la Grada de Animación que «da un paso al frente», trascienden a esta Junta en «cosas en las que estamos de acuerdo los socios», aunque «el trayecto y los ritmos tiene necesidad de corrección», adelanta. Propone un San Mamés de futuro en el que se «va a convivir, corrigiendo y refexionando sobre los ritmos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *